HERIDAS DE GUERRA

Sí cuando yo escribí que la maternidad te hacia sensible al roce de una pluma, yo sabía de lo que hablaba.  El domingo por fin pude ser la madre del guerrero herido, del kamikaze de  turno, del  niño bala del barrio. Pues eso como dijo el aitona: Mucho hemos tardau en pisar urgencias con el chaval en esta tesitura, vamos que lo encuentro hasta normal, eso sí el disgusto no te lo quita nadie.

Yo tengo mi marca de Madrid-txikito en mi rodilla y mi hijo la tendrá en la barbilla, lo mio fue por culpa de un tobogán, un perro ladrador y un miedo incontenido. El de mi hijo ha sido, su cabezonería, una bici de pichi goma y compañías no aptas.

La cosa transcurría entre vermut dominguero y resaca post-cumpleañera, un sol reluciente, una plaza abarrotada y un niño que lo único que quiere es hacer más kilómetro que Induráin. Yo visionaba al gorila que iba controlando las ubicaciones moniles, muchas veces nos preguntó sobre una mini excursión a una zona pre-montaña y le dijimos que NO. El aitona nos dejó caer que su compañía bicicletera no era la habitual y que eran aún más fitipaldi que él.

Se acercó la hora de comer y percaté que el gorila tampoco lo tenía visualizado, preguntamos por él, vi a su compañero de ruta y nos dio un no muy extraño por respuesta y según nos encaminamos hacia la ruta prohibida apareció su prima corriendo “Dicen que monillo se ha caído”. Ay señores, entonces apareció mi parte excesiva y sobre saturada:

Pero bueno y porque no nos lo dice a nosotros si se lo acabamos de preguntar, si es que ya sabía yo que era la mejor compañía, ese niño es tonto o qué?? todo esto con el gorila a paso tranquilo y yo acelerá y entonces…. Aparece mi romano, con barbilla ensangrentada a llanto limpio, nudillos rasgados, con manillar torcido pero pedaleando venía, vamos no deja el allí su bici ni por asomo….Cual Pantoja hacia paquirrín me lancé a por el a grito de  “coño gorila que está sangrando pero mucho , leches pilla la bici”. Todo este párrafo imagínenselo en vasco, mezclado con castellano, muchos tacos y muchísimos aspavientos con mis manos. Al llegar a  casa y empezar a limpiar la herida el gorila me dijo, gírate que te vas a desmayar y taté, piernas flaqueando…. El aitona nos acompañó en coche mientras mi madre espumadera en mano decía “Bueno la comida, si acaso la mantengo caliente no, pobretico….si es que mira que se lo decimos cientos y cientos de veces” y entonces remata el aitona “ el chaval tiene la gran virtud de no escuchar, como la madre, que le vamos hacer”.

Huelga decir que en cuanto dejo de llorar lo primero que pregunto fue donde estaba su bici, aquella que había traído cual héroe valiente saliendo de la guerra en su caballo. Que le dijo al médico que su madre se mareaba con la sangre. Que mientras le cosían el aitona intento consolarme con “yo más de una vez he pensado que vendríamos con la cabeza abierta”. Que salió con una cara de niño apaleado (es más teatrero que yo) y que como le pincharon 3 anestesias de esas… se nos cayó dormido encima del plato de la comida.

Por supuesto después de este fin de fiestas nos quedaban 600 kilómetros de carretera con el lisiado, donde hubo de todo, desde arrepentimiento y discurso de nunca más iré allí, a habréis traído la bicicleta para la capital y a no puedo comer me duele etc… Yo para variar , con el mal cuerpo que tenía de mala madre, no hice otra cosa que fustigarme por mi falta de visión, por imaginármelo allí tirado mientras sus dos acompañantes empanados lo miraban sin hacer nada o avisarnos y porque justo ese día iba sin casco.  Sé que me quedan mil y una de estas pero no me hago al cuerpo señores, eso sí ya puede decir orgulloso que ya lleva Madridtxikito hasta en la piel tatuado.

Os dejo toca hacer curas y  cuidar del herido, que está aprovechando la situación hasta el punto de convencer a su abuela paterna que lo único digerible en su estado son los batidos de chocolate y los gusanitos triturados.

48 pensamientos en “HERIDAS DE GUERRA

  1. Me rio, no me rio, amiga que yo voy a pasar por lo mismito que tu antes o despues fijo, que al mio no le hacen falta buenos o malos compinches porque el ya es mitad cabra mitad kamikaze pues así es, que he respirado cuando su padre cerro la piscina el domingo y que se que en una de esas se me “esnafra” de un columpio, tobogán, piedra gigante o se “escoña” con la bici, moto, triciclo o lo que tenga a mano…lo sé y lo peor es que seré incapaz de darle los puntos e iré fustigandome y sufriendo por no haber estado atenta y gritando al papa del Minibicho por lo que sea hasta el ambulatorio a que le cosan allí.

    • Sí claro tenías que ver como corría yo con el en brazos pero sin mirar la herida para no caer allí mismo y con que diligencia sacaba el instrumental y le decía la padre, limpia, mira me falto decirle sutura leches sutura… De pequeño se dio un tortoza y se rajo el labio y en la farmacía tuvieron que atenderme a mí por el desmayo en lugar de a él.

      Pues ándate al loro que ahora vives en zona de campo y es lo que toca.

      Besos

  2. FAN del aitona!!! q con un par de frases demuestra q conoce al monillo – y a la madre del monillo – completa y absolutamente!!! XD

    q aproveche toda la chocolatería y q deje de doler, a él la barbilla y a ti el corazón, q estas heridas de guerra son las q recordamos luego con alegría! 😀

  3. Ostiiii…qué angustia! Yo me paso el día viendo heridas, sangre, blablabla (pero en bichos, eso sí, jajaja), y te puedo asegurar que cuando Peque se da un coscorrón y un arañazo, a mí también se me agelatinan las piernas. Si es que…
    Que te sea leve soportar al lisiado, que no hay nada peor que un XY en recuperación…
    Muas!

  4. Mujer ha sido un susto pero ya está. Piensa que igual le sirve de lección ¿contigo funcionó? Si la respuesta es negativa ya sabes lo que te espera.
    Bss

  5. Pobre monillo, si es que es un valiente, se levanta como un campeón.
    Tenedor se cayó de morros, bajando una cuesta, demasiado rápida, y se dejó la cara que daba pena, me restó años de vida.
    Ánimo , seguro que su recuperación es más rápida que la tuya.
    Besos sanadores

  6. Però bueno! No me puedo creer que me entere de la lesión del monillo por aquí!!! Será posible!?!?!

    En fin, si te consuela, mi enano ya lleva 2 puntos en la cabeza con 2 años menos: Con estos trastos o nos inmunizamos o vamos de cabeza al pabellón de histéricas…

    (no me publiques, no me publiques)

  7. Mis hermanos son muy brutos y cada dos por tres mi padre (médico) tenía que coserles en el lavabo. Peor creo que cuando le pase algo así a mis niños me voy a poner yo más histérica que ellos..

    • Ains mira si soy miedica que es leer ” coserles en el lavabo…” ya ya me tiemblan las canillas… yo creo que esta es la parte que peor voy a llevar de ser madres un chavalote, pero bueno seguiré con mis histerismos.

      Beso

  8. Recuerdo las primeras heridas de guerra de l’aînée. Y lo mal que lo pasé en su momento. Los reproches por no haber podido estar en el momento, o los mismos reproches de “te dije que…”. Con la petite es distinto. Veo lo que va a pasar, pero apenas me inmuto. Tiene la cabeza más dura que la de la hermana, pero como aprende las cosas buenas (y no tan buenas) de la hermana, sé que aunque se haga daño, no será lo mismo.
    A ver, no me entiendas mal, que ¡tampoco voy a dejar que se estrelle contra la pared!
    En cualquier caso, con el Monillo tienes una experiencia que contarle cuando sea un poco más grande, y él tiene una gran historia que contar a sus compañeros de clase.

    Tras el susto, y los puntos, no deja de ser una aventura 🙂

    • Por su puesto tu lo has dicho, mira en realidad lo he escrito para tenerlo de recuerdo y porque mucha gente me lo preguntaba por wassap y me era más fácil escribirlo y publicarlo.
      Eso sí creo que por muchos años que pasaen mi aprensividad hacia la sangre no creo que disminuya, me encanta tu visión y consejo , gracias por compartirlo.

      Besos

      • Ni dos minutos has dejado pasar! Me has dejado asombrada con la rapidez en la contestación. Tengo una herida de guerra, jniciode la conflictividad con mi hermana, por culpa de un perro. Su perro. Que no lo han sacrificado. Si saco tiempo te lo cuento, esa es de las de agárrate y no grites.

        Besos para ti y oara el Monillo 🙂

  9. Jajajaja batidos de chocolate y gusanitos jajajajaja que listo esssss. Las sopitas como que no, no? Jajajajaja. Entiendo tu sentimiento, lo mismo me pasó a mi cuando hace 1 semana Marc se partió el diente x una caída absurda, ahí con su boquita hinchada aissss. Pero no podemos estar las 24h pendientes de ellos. Mi maridín me tranquilizaba diciendo tranquilaaa si no pasa nadaaa si aún tiene que abrirse la cabeza, romperse un brazo… y yo si alaaa y que mássssss.
    Seguro que ahora es el centro de atención del cole y farda mogollón con sus compis.
    P.d.: me quedan varios post que leerte jouuuuu

    • Pues te diré que le ofrecí sopa y que el monillo espetó que con la herida no podía comer sopa que se mancharía y le dolería al limpiarse, no sabe na….

      Esperemos que nuestros mini-atletas no nos den muchos disgustos 🙂
      Besos y no te me estreses mis posts siempre estarán ahí

  10. Si ya te lo decía yo, que eso de la bici no es natural, que lo natural es ir sobre dos piernas y no haciendo equilibrios…
    Pobrecito, (y pobrecitas las madres que ven a su hijo con las heridas de guerra propias de su condición), espero que ya se le haya olvidado y ande otra vez con la bici en campaña. Bueno, y a ti también.
    Un beso.

  11. jajajajaja gusanitos triturados jajajajaja es muy listo el joío. Desde luego que el sustazo es brutal cuando sucede una cosa así llevo 3 visitas a urgencias con puntos y grapas varias en la cabeza y se pasa peor que mal, así que te imagino querida. Dentro de nada se te olvidará y volverás a pecar de ingenua jajajajajaja Es coña ojalá que no volvais nunca jamás y que monillo sea más prudente.
    Espero que le quiten los puntos pronto y que sea igual de valiente. No seas dura con el chaval y devuelvele la bici cuando no los tenga hombre.

  12. ¡jajaja! Aunque no lo parezca, de verdad siento estar riéndome a carcajadas con el accidente, pero es que las palabras del aitona al compararlo con su madre han podido con mi momento de seriedad. Espero que la recuperación marche bien.

  13. Pues bastante tarde os habeis estrenado en esto de los puntos, nosotros con 8 meses y una maldita mesa de centro.Me alegro de que no haya sido nada .Y que quieres que te diga identificada de pies a cabeza con tu sufrimiento de madre.
    Un beso

  14. Con lo “monillo” que es, al menos no le habia pasado antes y de esta igual se queda con alguna “lección.” Al menos la del casco, espero, que yo conozco un par de sustos gordos por no llevar casco puesto. Yo en tu lugar y con lo aprensiva que soy, creo que hubiera caido redonda nada mas verle llegar, buf. Espero que ya este mucho mejor y al menos pueda comer tambien Sacher 🙂 Muxus para los dos!

    • Eso mismo dijo el aitona que hasta ahora ya nos habíamos librado y cuanto menos era de extrañar. Yo soy muy aprensiva, es más a día de hoy todavía me cuesta hacerle la cura porque me tiemblas las piernas, está claro que tu y yo no servimos para médicos.
      La sacher la he secuestrado si les dejo a padre e hijo se la comen sin mí.

      Muxus

  15. Espero que ya este mejor y que morro lo de los gusanitos.Si te sirve de consuelo mi hermana tiene una cicatriz en la barbilla por imitarme en la bici:luego sea una anecdota. un besazo

  16. ufff creo que te he descubierto en el peor momento,me has enganchado con tu forma de contarlo. Monillo mejor,no????
    Un saludo, seguiré por aquí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s