EMPEZANDO POR ATRÁS: Madri-Txikito

Ya sabéis que no sigo ningún orden establecido, y siendo sincera no sé si voy a andar con ánimos, tiempo y ganas de contar mis kilométricas vacaciones. Pero hoy voy a hablar de esa última semana vacacional, que casi por costumbre y hábito suelo hacer en pintxolandia, tierra patria, es decir Madri-txikito.

Estoy escribiendo  de madrugada, en mi bloc de notas delanovata, desde esa habitación-almacén, donde mi madre me ha delegado  con gracia y salero, después de adjudicarle mi habitación al Monillo.

Las rubias quedando bien para la foto 😉

Estoy escribiendo, después de haberme despedido de 2 rubias en un coche que se morían de la risa, risa porque les he enseñado el sistema moderno de reserva de plaza de parking, de mi vecino de caserío. (El avispado de él, deja una silla plegable de madera de la época de la polca, con una bolsa de plástico colgando, en medio del parking, vaya que algún degenerado no le deje espacio para  su Opel Corsa descatalogado). Estas historias  y muchas más, son las que amenizan mis cenas con amigos en la sociedad (dícese de lugar gastronómico, donde cuadrillas de amigos, cocinan, comen y beben).

Parte de la tribu

MANJARES CAN PINTXOS

 Amigos con los que he compartido excursiones al rio, San Fermines en versión bici, caza nocturna de gamusinos, merendolas, un árbol especial, cánticos, confesiones y fiestas populares…

Y con los que ahora, comparto  un grupo de wassap cañero, que nos va a volver locos, fotos de nuestros churumbeles, recuerdos de infancia, momentos agridulces de nuestras vidas y muchas noches de luna llena con confesiones, llantos y risas. Por todo eso y porque me soportan como nadie y me quieren sin condiciones ni perjuicios, este post se lo dedico a ellos “zoragarrixek zaretelako”.

La semana en tierra patria suele ser tranquila y sosegada, es una semana, en la que me doy cuenta de todo lo que he llevado de vacaciones (trastos y bolsas mil) y me insultó a mí misma, es esa semana en la que hago balance de como ha ido todo. Es esa semana, en la que me paseo por mi pueblo, en la que veo viejas y nuevas caras, en la que me chupo mínimo dos días de lluvia (que me hacen recordar que el verde de Euskadi no es pintado, sino mojado 😉 ), en el que como los mejores tomates del año, pero sobre todo, es esa semana en la que el Monillo disfruta como nadie.

Monillo y su amigo el perro “pintxo”

recogiendo huevos frescos con el aitona

Hoy ha sido el día (léase hace una semana), en que he tenido que llamar a mí padre y pedirle que deje a sus amigos y que vuelva a casa, porque su nieto estaba fuera de guardia, sentado, esperando que su aitona llegará en el “seatleon” (el auto del aitona lo lleva marcado con fuego en el alma, cual tatuaje, la razón el disco-móvil que se llevan los dos coleguitas).

Momento merluza

Así que mientras el Gorila y yo, por separado, disfrutamos del último ágape vasco con amigos, el monillo y el aitona se han cenado mano a mano una merluza del cantábrico y habrán tenido una conversación de lo más profunda.

Ahora toca ordenar todo, volver a la rutina, pero sobre todo soñar con ese final de mes, donde la Menda cumple años y su pueblo de engalana para fiestas de “Sanmigueles”. Ese fin de semana donde como las mejores morcillas del mundo, bailo jotas, tomo GT malos pero en buena compañía, paso un frio de perros (no aprendo, vengo de BCN toda veraniega y termino con pantalón de lino y chaqueta polar…), pero todo el mundo me felicita, porque en mi barrio, Madri-txikito, todos saben que es el cumple de la menda (efectos que la orquesta te dedique canción cada año).

El ladrón de patinetes

Me voy a dormir es tardísimo (el gorila sin aparecer) y mañana toca encajar el tettris del maletero, explicar al Monillo que abandona el paraíso, y yo desempolvar la peineta y colocármela bien (es que en tierra patria la cosa suele ser dominio de la pintxos, y suele dejarla descansando), pero ya toca volver a la realidad.

PD: No me exijan mucho señores, una viene abarrotada de ideas, escasa de tiempo y maldiciendo las horas perdidas por falta de conexión. Por no decir que la vuelta a can peinetas ha sido dura. Mientras intentaba colocar las viandas que el aitona me había proporcionado, para un regreso llevadero, el gorila iba mandándome por ascensor los cientos de paquetes, cuando una vocecilla a mi espalda  ha dicho “Amatxo axin freskito”, entonces se me ha iluminado la peineta, el monillo ha ido por su cuenta al baño, deduzco q se habrá bajado los pantalones, hasta donde ha podido, o sea medio centímetro y ha decidido mear en el orinal de pie!! Resultado: mojado de pies a cabeza, orinal entero y paredes colindantes. Mientras el gorila no para de gritar “¡Va, va otro paquete…!”, entonces me he acordado que cortamos el agua ( pero no sé por donde!!),momento agobio: niño en pelotas, baño encharcado en meada, merluza sin refrigerar y un gorila en fase montacargas…HOGAR DULCE HOGAR. Es el momento donde he pensado llamar al aitona y pedirle asilo!!!

El duo sacapuntas limpiando pescado fresco

Anuncios

CERRADO POR VACACIONES

Aviso a navegantes , La Menda se coge vacaciones con el riesgo que eso supone. Y no por el hecho de que ahora seamos tres, sino porque hacemos más carretera que una orquesta de verano. Por razones familiares tenemos que hacer acto de presencia en peinetaland y pintxolandia, lo que significa de norte a sur, partiendo desde el este y pasando a medio camino, pal bodorrio de mi amiga. No quiero sumar kilómetros, pero rondaremos los 2.000 … Menos mal, que el gorila es la reencarnación a nivel de turismo de Alonso, yo soy también animal de carretera (desde bien pequeña me he hecho 3 veces al año el norte-sur) y el Monillo lo tenemos medio domesticado, entre DVD y su afición a observar vehículos, no nos podemos quejar 600km con siesta mediante son llevaderos, si a eso le sumas la ilusión, por ver a los familiares, es pan comido (o eso quiero pensar…)

La peineta no tiene tablet, ni teléfono mega moderno, su ordenador, de portátil sólo tiene el nombre, si a eso le sumas que la inspiración la abandonó el 24 de julio, pues ha decidido cerrar el chiringuito por vacaciones, que sólo con twitter ya estoy rozando el divorcio, si además pretendo publicar me abandona en Despeña-perros. Eso sí, me llevo mi libretilla de bloguera y boli, por si hay grandes momentos peineteros, o noches inspiradas de pintxos, no perderlos, que luego en septiembre el retorno será duro y la competencia ardua.

Mi maletero suele ser un cruce entre la diosa Ysi, la virgen del porsiacaso y la hermandad del yaquestamos…la cosa suele llegar a tales límites, que a veces es complicado visionar al monillo entre tanto trasto. Por supuesto el gorila suele pasarse 100 km resoplando y diciendo que eso es consecuencia de mi parte peinetera y agitaná y que si me  he creído que su coche es una flagoneta.  He de decir que según el monillo ha ido creciendo la cosa ha mejorado, pero el primer verano creo que sólo deje en casa, sin llevarme, las estanterías de su dormitorio (paranoias de madre primeriza). El segundo verano la cosa mejoró en 4 elementos menos. Y este año he pensado que el espacio que me ahorre en lo suyo lo supliré con el mío (no tengo remedio). Sufro el efecto caracol, la casa a cuestas!!!

*El proceso veraniego-maternal en can peineta-pintxos (ilustrado por una buena ristra de foticos):

-El mejor verano, el primer verano, el que estaba en la tripa  y sólo quería dormir y comer, como su madre, divina sincronización.

recopilando arsenal de zapatos…

-Cuando salió y llego el verano, tenía 8 meses un gateo espectacular, un miedo no existente al agua, un excéntrico placer por traer debajo de mi hamaca, todos los calzados de alrededor. Se adaptaba a cualquier modelito veraniego y daba algún momento de tregua dentro del flotador.

8 meses y dando guerra!!!

Quien dijo miedo???…monillo pececillo

Lo malo, es que éramos bastante esclavos de sus horarios  y rutinas, el chavalote se dormía mientras la orquesta del hotel tocaba a todo gas y en cuanto llegábamos a la habitación y el silencio y la oscuridad se adueñaba de nosotros, empezaban sus serenatas y despertares continuos ( manda huevos).

croqueta man en acción

-El año pasado la cosa era de alto riesgo, rozando a extremo. Su afición por comer arena se transformó en un deporte denominado “croqueta man”, se rebozaba cual pollo empanado sin parar.

Localizador GPS gorilero

No concebía la playa sin su padre, si se escapaba el gorila a nadar, soltaba lo que tuviera entre mano y cual rana al agua.

ehhh!! Aita yo también voyyyyyyyyy

En consecuencia salto peinetero con todas mis chicas al aire y manguitos en mano a caza al pequeño “Phelps”. Con alguna queja pero se sigue medio-adaptando a los modelos de baño impuestos por la menda. Los horarios son más flexibles y sus rutinas se pueden medio adaptar a los tuyos, pero sin excesos.

Monillo con rebozado playero

Bikini morado-fucsia a conjunto con libro de celebrity
consejos de P.Echevarria 😉

-Este año…hay este año triunfo como el avecrem!!! Pienso tumbarme con mis carnes  al aire y chutarme el libro morado-fucsia de mi amiga la celebrity, mientras el gorila y el monillo auto-disfrutan de su amistad de compinches; nadan, corren y hacen auténticos fuertes y castillos.

No pienso hacer ningún horario ni rutina que no se la nuestra, y aceptaré que se ponga los bañadores y gorras que el elija. (He dixit ahora toca que la teoría se aplique, aunque el gorila ya me ha amenazado con no tolerar mucho tocamientos de ovarios por mi parte 😉 ) Yo sólo con que no me lleve el ritmo de piscina del año pasado me conformo, se paso las horas saltando y saliendo de la pisci, y una no es que sea muy ágil que digamos…Pero por suerte este año se maneja con los manguitos, se distrae nadando y mojando al personal con su pistola de agua.

Este año no me deja modelito seguro…

Por todo esto y porque estos 20 días de soslayo tienen que ser relativamente llevaderos y placenteros me he hecho un decálogo de intenciones y obligaciones.

REGLAS A ASIMILAR:

-Tumbarse y levantarse de la tumbona no se considera deporte.

-Hay vida más allá del buffet del desayuno.

-Los bikinis no han encogido, soy yo que he agrandado.

-Los GT no son medicinales y el alcohol engorda. ( Pero que bien sientan leñe!!)

-Sí sí, ese vestido el año pasado te quedaba más mono, opta por el modelo “Denise Ruso”

-Que tu hijo de 50 vueltas por los alrededores de la piscina, es una putada ,pero es lo que hay.

-Si cargas las maletas a rebosar es para ponerte la ropa y no para pasearla por medio España.

-No es que la conexión sea mala, sino tú móvil una pu… mierda.

REGLAS INFRANQUEABLES:

-Disfrutar del monillo, quizás el año que viene no me deje achucharle ni besarle tanto.

-No sacar de quicio al gorila, más de 3 veces al día.

-No discutir con mi madre más de 3 veces por día, y asimilar que va a llevarme la contraría sí o sí.

-Convencer al aitona que baje a la playa con el monillo, para disfrutar de su primer verano sin tratamiento demoledor. (Porque a veces los virus malos dan treguas)

-Sacar muchas fotos a mi abuela con mi hijo, porque quizás sea el último verano que la veamos, decirle que ha sido la mejor abuela del mundo y soplar sus 86 velas muy fuerte con ella.

-Cruzar los dedos para que mis lectores, fans y compañeros del mundo 2.0 no se olviden de mí y me reciban con la misma alegría que me han despedido.

 Por todas estas razones, argumentos y experiencias anteriores, me voy de vacaciones, y deseo que todos tengáis  también un pequeño tiempo de hastío y diversión con los vuestros. FELICES VACANCES!!!

SIEMPRE HAY UNA PRIMERA VEZ……

Para separarme de mi Monillo. Sí señor, llegó ese día en el  que tuve que emanciparme de mi terremoto más de un día y dejarlo bajo la tutela de alguien que no sea el gorila, (a ver, cuando sólo tenía 4 meses me fui de finde con amigas y lo dejé con el padre, todavía no sé ni como aguanté,  confieso que llamé a menudo ,pero es que claro, sabía que estaba con mis cuñadas y es tal el amor mutuo que nos procesamos…) pero ahora es distinto, toda una semana con los abuelos.

Aquí teneís al trio calavera,mirando no sé que…

La razón que me ha llevado a este punto, es el hecho de estar inscrita en una guardería privada donde me dejo la mitad de mi sueldo y cierran más  días que la pública. Y teniendo en cuenta que  el sector canguro está caro y complicado, pues nada, solución más practica: coche 600km y con los abuelos, que le da un ataque de mamitis no hay manera de consolarlo más que por skype, pero bueno una que le gusta el riesgo.

El primer paso, mentalizar al Monillo, durante una semana cada noche en el momento baño-pijama-cena, frasecita¿A quién vamos a ver  pronto ? (vocecilla de madre alelá) : aitona y abuela (monillo bien aprendido), ¿ Y con quién van a estar? : con Monillo, “ ( todo esto es un fluido y ligero euskera) . Para la tercera noche, ya se tenía la lección tan aprendida  que antes  que le dijera nada me decía de carrerilla: “Monillo con Abuela y aitona, ama zummmmmmm avió  barselona,  Monillo kotxia aitona luego” (Bien, proceso teórico superado, ahora toca la práctica).

Como soy una madre “porsiacaso” (no se si mi compi hijanohaymasqueuna tiene fichada este estereotipo de madre), la maleta del monillo fue casi tan amplia como el equipaje de la niña  Beckam  y “con ti con eso” me olvide lo principal, LAS BOTAS DE AGUA!!! Leñe que voy al norte en plena semana santa (sí, lo sé, este post lleva en el horno medio siglo), parece mentira que sea de allí. Como me dijo el aitona: “no sé tanto trasto, tanta ostia y lo principal te lo dejas, pues menudo panorama pal chaval”. Como ya he comentado en algún post anterior, la entrega del abuelo hacia el nieto es tal, que todos los de alrededor dejamos de existir y cualquier problema que afecte al terremoto es casi, cuestión de estado.

“Adoración del niño jesus”

Vigilando la caída libre

Por miedo a que la cosa no fuera tan fácil, me marque un texto Word con indicaciones, ellos hicieron lo mismo con mi abuela en su época, eso sí, a mano que no había ordenatas, así que me fui dejando al peque con manual de instrucciones y un día de clase teórico-práctica.  Así y todo hubo preguntas matadoras:

-Bueno a ver en total ¿Cuantas capas hay que ponerle al chaval? El body es lo que abajo del todo ¿no? O rollo superman por encima???

-Estos son los pañales de la noche, pero si le pongo uno de los nuestros ¿Qué puede pasar? (pregunta de la abuela queriéndose jugar la no permeabilidad de su colchón nuevo, recién traído exclusivamente del IKEA para “su pajarillo”, no hace falta remarcar que el mio está duro como una piedra, pero quién soy yo ahora en sus vidas para reclamar…

-Esta crema es la del culo, esta la del cuerpo, esto el jarabe homeopático, esto el inhalador de cada día, y  para la cara ¿No tienes una crema para ponerle? ( el  aitona, es todavía más boticas que yo!!!)

– A ver una vez más, pero déjame hacerlo a mí, que sino luego no soy capaz (abuela cerrando belabegu por 3 vez, según las malas lenguas no fueron capaces y lo llevaban sin plegar en la parte trasera o sencillamente no se lo llevaban jajaja)

-Y después de todo esto también biberón, pero este chaval va a dormir ahora o a levantar cajas!!!(Al monillo sale mejor hacerle un traje que darle de comer)

Cabe aclarar que los abuelos regentan un palacio gastronómico, por lo tanto a nivel de comida la cosa fue más que bien, hasta el punto que el Monillo vino con vicios inconfesables como : merendar jamón ibérico con zumo natural  de naranja, huevos de caserío, pilladitos con sus manazas, merluza con kokotxas, gambas de Huelva, y piruletas caseras de chocolate belga!!!

El regreso fue duro: jamón del mercadona, merluza congelada y claro el pobre, el día que le dije hoy arroz, dijo: ama con gangas (es decir gambas).

LA PARTE AFECTADA:  o sea  el gorila  y yo, lo sobrellevamos, decir  que no aprovechamos la ausencia todo lo que se podía, ya que teníamos el síndrome “ausencia de ruido”, nos costó conciliar el sueño el primer día, llamamos varias veces al día para que nos dejaran escuchar su voz, y el único día que nos dejaron hacer skype . Sí señor, sólo un día dejo mí padre que mí hijo nos viera, según él, era para evitar la añoranza y mal cuerpo al crio, manda güevos. Pues eso, ese ratito que lo vimos parecíamos dos auténticos idiotas. A mí, esa semana, me salieron cuatro orzuelos  y tuve una tendinitis, era mi cuerpo revelándose por la ausencia.

EL RETORNO DEL YETI: genial, tal era la gana de vernos que no les dejo a los abuelo parar en 600km, se porto como un sol, dejo que su aitona durante esa semana le quitará del chupe diurno, profundizó su euskera hasta lo más hondo y tradicional, habló cervantino con su abuela, disfruto del pueblo, de la la familia  y creció, y muchooooooooo.

Por lo tanto, prueba supera y siguiente fecha finales de julio .Por si algún día lo leen, mil gracias a mis padres por compaginar la dirección del palacio-gastronómico con la exquisita cría y cuida de chicho terremoto. No hay nada como esto para terminar de confirmar, que la maternidad llega  a ser completa si cuentas con esos  duendes oportunos, cariñoso, únicos y sensacionales que se llaman: abuelos, yayos, aitonas, amamas, nona, etc…

Monillo con los abuelos cumpleañeros,
éste no se pierde un pastel ni loco