Post homenaje :¡ VA POR USTEDES SEÑORAS!

Hoy hace un mes  que me lancé a esta gran aventura de tener mi propio blog, y he decidido, que el post de hoy tenía que ir dedicado a las personas que me impulsaron a ello. Durante un mes, dediqué mí tiempo libre a leer y comentar con tesón los blogs de estas 3 mamis principalmente, hasta convertirme en fiel seguidora y comentarista. Con el tiempo, pasé a contarles por mail mis aventuras de encontrar cole pal monillo. Fue en ese momento, donde bajo la aprobación de mi profe “La gremliana”, “el tira millas” más la inclusión del Monillo en la bebesfera de la rubia cañera, y el trampolín que me puso la mexicana, cuando decidí tirarme de cabeza. Y mira tu por donde no soy la Mengual pero no me ha ido tan mal (toma pareado).

Eso sí, mi vida ha cambiado  un huevo y parte de otro:

  • Voy por el mundo con un bloc y bolígrafo,  cual reportera dicharachera  del Barrio Sésamo.
  • Me he enganchado a twitter cual cocainómana, y no hay noche que no me desconecte de la vida 2.0 antes de las 24h.
  • He pasado de tener mucho trabajo en casa, a tener demasiado.
  • Ahora además del mail, Facebook  personal y periódicos, durante la semana, me tengo que hacer un maratón para terminar el”google reader”.

 Sí esto último es algo que me enseñó la virgen del Gremlin, (Sí claro, yo de ser atea, he pasado  a ser devota de la susodicha, me falta sacarla en procesión con la tamagochi en el regazo, el gremlin de pie y cientos de cupcakes alrededor, con ella ar sielo compañeras). Que me desvío, pues eso, que el reader este, es donde tengo controlado a toda la fauna madresférica, que crecen y se reproducen cual cucarachas, no doy abasto!!! (Pero sarna con gusto no pica).

Gracias a la madresfera he podido conocer a todo tipo de madres y padres, cada uno con lo suyo (chicos no os puedo nombrar porque tengo miedo a olvidarme de alguien), pero es muy divertido y enriquecedor. No sé cuando desvirtualizaré la cara de muchos de ellos (¡el 15J!, es que escribí esto sin haber comprado los billetes jejeje), pero quiero que sepáis, que el alma y el corazón de unos cuantos, los tengo ya semi-descubiertos. Porque la cosa tiene guasa, siempre me dieron miedo los gremlins y ahora soy fan, las rubias siempre fueron mi enemigo acérrimo y mira tú por donde…, mi comida menos soportable la sardina pero esta es distinta, y no soporto el picante pero adoro la comida mexicana.

 Como me dijo mi mexicana del alma (sí, mi ordenador suele tener sabor a guacamole una noche sí y otra también), esto es una gran terapia, que a mí me ha ayudado a tener una ilusión nueva, que en estos tiempos que corren no viene nada mal. Gracias a todos los que me leéis y a los que no también (confieso, todavía no he dado coordenadas del blog ni al gorila, ni a mis padres, reticencias que tiene una).

Para homenajear, se me ha ocurrido ilustrar este post con una imitación casera de las viñetas más comentadas de la red. ¡Va por ustedes señoras!

Por orden de aparición : La Rubia de BCN, el Gremlin, la Critter, el Monillo y en el coche (Jomío y Destroyer)

-A ver niños, ¿Dónde está Jomío?

-¡Ay! pues mire señora, nomás ahora mismito se fue por ahí con un teutón en un carro bien relindo

-Mira Critter que has tardado mucho en confesar, y aquí el que vomita todo  suelo ser yo…

-Pero chicos esta reunión de bebesfera es ilegal, ¿Lo sabéis?

-Ostias tanto como ilegal, es a petit comité y éste me ha dejao aquí con el narhirmel y se ha ido con destroyer  a por el resto de la peña…

PD: Mañana el making-off de la viñeta no se lo pierdan, todo una aventura!!!

EL SUELO PÉLVICO

Sí, yo la primera vez que escuché la palabreja me sonó a rollo  “parquet flotante”, pero lo que no sabía es que en breve me iba a flotar otra cosa…

Os presento a vuestras bajeras

Si hasta ahora lo único que os sonaba de vuestras bajeras son términos como chichi, chocho, vagina, punto G, etc. (este post no es apto para churumbeles de menos de  15 añitos)… estabais como yo, pero entonces llegó el embarazo y se unió un nuevo elemento a tu sección bajera, “el suelo pélvico”. Y mira tu  por donde, sí que se parece al parquet de tu casa, porque si se te jode, pues luego los muebles no se aguantan…

Entonces llega el momento de cuidarlo, si como en karate kid  “doy cera, froto cera”, en una zona nueva de tu cuerpo (jolín para mí lo fue) que se llama periné, (pues eso queda todo muy simbólico, es la cordillera de tu monte de Venus). También, te tienes que hacer fan de un tipo que se llama Kegel,  su única función es que vayas haciendo contracciones vaginales o en la parada de bus, o mientras mira la tele…

Estimulador!!(mal pensadas) pa calibrar si Kegel-eas bien o

AH!!! Y déjate de antiarrugas y leches para tu cara, ahora lo que te toca es aceite de rosa mosqueta para tu parquet flotante. Según los expertos luego la cabeza  del bicho sale del tirón. En mi caso, al monillo, el barnizado de mosqueta no le hizo ningún efecto, lo puedo jurar. Todavía resuenan en mis oídos las frases del personal ginecológico (sí personal, normalmente pares en grupo.  Si es una privada la cosa es menos concurrida, ahora si es una pública, prepárate, aquello tiene más expectación que un Madrid-Barça): “ vaya periné más duro, y el coxis que tiene??” A puntito estuve de cual jirafa sacar la cabeza entra las piernas y decirle a la de la bata verde: “Oye, bonita,¿ hay algo de mi chichi que te guste?

En resumen, mi monillo después de 14 horas, ( sí, vamos, una horita corta de esas que dicen…) salió arrasando y con las manos en las paredes, se llevó todo lo que pilló por delante. ¿Mi suelo pélvico? Se tuvo que quedar en aquel quirófano, me pasé un año largo buscándolo.

apertura de compuertas no prevista

Pues eso, a pesar de los masajes perineales (hasta el gorila se los curró cuando yo no llegaba…), de dejar de bailar flamenco, porque según los expertos fibra mucho el periné (¿Qué le hubiera dicho la de la bata verde a Sara Baras?), pasé a ser socia del anuncio que hace la Conchita Velasco. Durante los 3 primeros meses el reír, estornudar o toser suponía una apertura automática de las compuertas, un peligro, mi parquet flotante tenía goteras!!!

Postura hipopresiva, yo todavía no llego a verme las costillas… por lo tanto es depresiva

Así que tocó hacer obras en los bajos. El presupuesto, si no te entra por la mutua, es un buen pico. Toca ir al físio, pero el fisio para bajos y entonces vuelves al club de Kegel y los hipopresivos. Sí, son abdominales especiales (confieso que al oírlo pensé otra palabreja que tela…). Y por último el kit de bolas chinas. Sí señores, las terapéuticas y claro, el correspondiente cachondeo del maromo por tener que ir con las bolitas por la calle y por casa. Son las que calibran si tu “parquet” vuelve a ser resistente.

Las bolas del rescate

Como anécdota, decir que durante un tiempo le llamé a mis bajos “la pulpería”. Eran demasiados colgajos sueltos, o eso le entendí a la de la bata verde.

Todo esto es para decir que os cuidéis el suelo pélvico, que es más importante de lo que creéis, la menda tardó un año largo en volver a tener la casa medio potable y me ha quedado tan descojonado, que la siguiente cabeza no sale por ahí, por la tripa por mucho que se niegue la de la bata verde.

Este post es para mi querida pescadera de la esfera, la sardina más visceral del panorama bloguero, porque se lo prometí y porque sé que es algo que nos une un poquito

SIN TETA NO HAY PARAISO

Postura de madre bloguera

  Confieso: fui fan del “duque”, debilidades que tiene una, pero aquí lo que cuenta es el título. Pues lo siento pero si que lo hay (el paraíso digo), y a veces con teta puede haber un infierno. Se de sobra que con este post  me vais a echar lo perros encima, pero espero que se sepa leer con transparencia, sin cogerlo con pinzas y sin más fondo que el que tiene. Vaya por delante que estoy a favor de la lactancia materna y pienso que es lo mejor, lo más sano y  lo más barato (y práctico al 100%), aunque siendo sincera, las lactancias prolongadas me cuesta asimilarlas, es decir  no soy de la liga de la leche y ver a un niño de  dos años, o más, pedir su chupito, pues me cuesta, pero es muy respetable.

Yo quiero ser una mama vaca!!!

ups!me han pillado!

Pero gente hoy toca romper una lanza en favor de la lactancia artificial. Sí señores, las madres que hemos criado con biberón no somos peores madres, ni tenemos menos vínculo con nuestros hijos, por no decir que en muchos casos hemos sido fruto de una lactancia materna frustrada. Y ahora no me sirve eso de: no hiciste bastante, no buscaste ayuda, no fuiste constante…. SI LO FUI Y SUFRÍ, utilicé mil pezoneras, sacaleches para estimular cada media hora, no salí de casa en 15 días (la logística lo impedía), pero aquello no funcionaba, la leche no subía o subió pero nadie la vio, lo que yo hubiera dado por una vez en mi vida tener dos buenos  melones.

El Monillo escupía las pezoneras, se dormía durante el día y a la noche gritaba cual gremlin poseído pidiendo género, en consecuencia  mi lactancia se convierto mixta (como los sándwiches, un poco de teta y mucho de bibe). Después de un mes y  gracias a  mi padre, mi sufrimiento terminó. Para la noche de reyes me regaló “la pastilla”  y me dijo textualmente:” la relación alimenticia entre tu hijo y tu es una momento de tensión, dolor y sufrimiento, ¿tu crees que te compensa?”. Lloré por dentro durante dos días  y mucho, porque me sentía una mala madre y porqué así me lo habían hecho creer durante los meses previos. Por supuesto, no tuve el valor de ir a las clases postparto hasta que mi amiga E. me acompañó, y cuando saque el bibe, vi esas miradas inquisidoras de la comadrona y toda sus seguidoras (como cuando se te ocurre sacar, en una reunión de trendy mothers, una madalena Martínez en bolsa de plástico, parecido) pues…BASTA YA!! Las cosas a veces no son como una las desea.

Así lo veía mi matrona

Arsenal preferido del monillo

Este post pro-lactancia artificial es porque el otro día, en la sala de espera del pediatra, me vi reflejada en una madre  y me recordó a mi hace 24 meses y he pensado, ojala pudiera decirle que no pasa nada, que es tan buena madre o más que la que estaba al lado suyo teteando con alegría y maestría, y que mirase al Monillo que esta fuerte y sano, que ha compartido momentos de intimidad biberonil con su madre y padre a partes iguales. (Sí, lo confieso, es una ventaja, la teta no se comparte)

Qué bien ya llega!

Monillo’s face la primera vez que descubrió el escurre-biberones

A día de hoy el Monillo es un adicto al bibe (es genética paterna, hace poco he descubierto foto del gorila enganchado a una tenita y rondaba los 5 años), rollo no sin mi bibe, hasta el punto que si está en la cocina y sus ojos visionan el  escurre -biberones pones los mimos ojos que Bob Marley ante una sembrada de maría.

Lo siento ,en mi caso no fue fácil y a pesar de haber guardado silencio como las hemorroides, he pensado que era hora de decirlo sin ánimos de ofender, sino de ayudar  a aquellas madres que puedan estar pasando por un momento “lacto-frustrante” y relajarle diciendo, no pasa nada probaste y no pudo ser. Por cierto si tengo otro, como soy “pintxos” ose a del norte y cabezota, no descarto el volver a probar, todo sea por verme con  escotazo!!

el primo del monillo