CONCURSANDO QUE ES GERUNDIO

Este post va especialmente dedicado a Esther  y Mónica, dos tipas estupendas que he tenido la suerte de desvirtualizar. Después de esta aclaración, decir al resto de lectores que es post participa en un sorteo, que no os volváis locos ni comentándolo, ni votando ni haciendo propaganda, que dependerá de un jurado (eso sí muy profesional  y majo, yo por si las moscas empiezo con el peloteo 😉 ) .

Yo no sirvo para hacer post bajo patrones establecidos o eso creo, entre otras porque perderían su frescura y espontaneidad, pero porque mi profe me lo ha pedido (ella sí sirve para esto, léanse su post cojonudo, segundo peloteo) y  después de una jornada de feria infantil gratificante, también mi conciencia.  Sí señores, porque toca felicitar a esas mujeres emprendedoras que están al mando de grandes proyectos.

Empezaré por la jefa, la Madresfera esa que decide en qué punto del ranking colocas tu hermoso culo y por consiguiente tu blog. Esa mujer que aglutina a padres y madres, que escribimos  desde miles de puntos distintos con un frente común, la maternidad. Esa mujer, que con un suelo pélvico en plena construcción, una sonrisa dulce y encantadora mirada, se plantó en el 15J a ver a sus criaturas. Lo dicho que vale su peso en oro, pero oro de ese del bueno que suelen llevar los gitanos colgando del cuello, pesaíco con muxos quilates!! (Si es que no puedo evitar ser un poco peineta…). Además, gracias a ella he podido conocer a mucha gente de mi mundo 2.0, y además porque “patina accidentalmente” como nadie, a horas descompensadas mientras todos reclamamos su atención, o ayuda. Vamos, que si no tuviera poco con lo que tiene en casa, tiene que ejercer de madre con todos nosotros, que queréis que os diga, cuando nos ponemos somos de un por culero ….Pero ella en el fondo nos quiere a todos por igual ( porque no quieres más a unos que a otros no??? Miénteme que no me enteraré.)

Segunda que está de aniversario, Babytendence, después de ponerle cara me va a costar ser parcial, es que es muy maja, imagínense aguantarme a mí dos horitas de feria…. Por favor los que no sabéis quienes son ya estáis tardando!! Venga clikaquí, es un club de compras solidario (sí, esa palabra que a nuestro gobierno le suena a chino mandarino). A ver, que mejor que gastar y que ese gasto a parte de beneficiarte a tí, darte el gusto, ayudes a  alguien que lo necesita ehhh. Suena bien, pues existe ,es real y estos también tienen su medio añito de vida y eso hoy en día es la hostia en vinagre, que la chica como se dice por mi pueblo “es más maja que las pesetas”. (Además nacieron un 15 de diciembre, mismo día que mí Monillo)

Seguimos felicitando, y ahora le toca a  esa web que desde que soy socia y la conozco, hacen que mis fines de semana en Barcelona sean muuuuuuuuuuuucho más rentables, se llama Salirenfamilia.com, fantástica web donde encontrar miles de actividades con descuento, restaurantes donde vuestros churumbeles serán bien recibidos y a precios económicos. Y  por supuesto ahora mismo unas propuestas de casales de verano, que por preguntarle estoy a la seño si me admiten como alumna, dios lo que daría por un casal que hay de cocina, otro de teatro, pues eso perfecto pa la peinetas.  Además esto lo puedo corroborar con palabras de pintxos, ya que hago uso de esta web con frecuencia, posibilitando que la cara Barcelona sea más apetecible y llevadera para mi agujereado bolsillo.

Luego esta Suavinex que no cumple años, pero mira tú por donde la pelirroja que es una enrollá creo que va repartir regalito, y que quieres que te diga una se muere por otro biberón molón, o por poder untar de crema a todos los niños del vecindario.

Ahora me tocaría el peloteo final y forzado, pero señores una tiene su límite aunque no lo parezca. Porque os digo esto, porque aparte de felicitar a estas tres cumpleañeras, os tengo que hablar de una marca y de su súper silla para el  automóvil, o eso dicen las normas (pero yo me voy a aplicar las anti- normas del GT del 15J) y la parte técnica y peloteo puro se lo dejo a las buenas. Sólo comentaré que hay en juego una silla, pero no una cualquiera, sino una Römer Trifix, que como veréis con ese nombre puedes llevar al niño hasta la luna, que de lo segura que es, no notas ni las vibraciones al salir al espacio. Yo sólo diré que la Menda no tiene Römer pero no por no querer, de sobra sé que es una de las mejores del mercado y eso me dicen mis amigas mamis, pero el destino me regaló otra y a “caballo regalado no le mires el dentado”. Eso sí, si me toca no pienso hacerle ni un asquito, tiene una pinta, mírenla aquí.

La silla para viajar al espacio sideral

Y que quieren que les diga para mí y pal Monillo un cumpleaños o celebración que se preste no es nada sin su pastel correspondiente, así que ahí va mi felicitación:

ZORIONAK ETA URTE ASKOTARAKO!!!

No sé lo pierdan para completar el concursito de marras tengo que seguirles o darles un “me gusta” en fazebuqué, y digo yo, pero luego ¿Ellos nos lo devuelven? Es que una tiene su fanpage un poco bajo mínimos y no me vendría mal que fuera recíproco. (Eso no es peloteo sino morro del bueno)

Anuncios

UN 12 DE JULIO CUALQUIERA

Hoy  es un día especial  para mí o debería de serlo, un día de esos en que la gente suele festejar o recordar. Hoy 12 de julio, es la fecha oficial que elegimos el gorila y yo como aniversario. Y sí, he dicho bien escogimos, fueron unos cuantos años de relación no-oficial de ida y vuelta, y cuando se oficializó y quisimos buscar fecha nos decidimos por esta). Pero no es una fecha cualquiera, es el día en que hace 14 años pasamos nuestra primera noche juntos y casualmente fue en Barcelona, ciudad en la que ahora resido. Pero hoy tengo un sentimiento encontrado o como leñes se diga, no lo voy a celebrar porque creo que haces tres años que dejamos de hacerlo, no lo voy a celebrar porque no me sale o me cuesta, principalmente porque sé que a él no le van estas cosas y con los años se ha cansado de mís quejas varias por falta de festejos. Eso sí , me ha servido para reflexionar y contaros mí pequeña visión del amor, de la pareja o de ese sentimiento que mueve el corazón y la vida de muchos.

Yo no estoy casada, principalmente porque nunca me lo han pedido.  Ahora la gente me pregunta si quiero, y muchas veces pienso que no lo sé.  Cuando hay niños por medio dicen que todo cambia, y mucha gente suele utilizar ese frase de “bueno lo formalizamos por el niño y eso…”. Pues no, yo no !!  Llamarme ilusa o soñadora, pero yo quiero casarme no porque tenga un hijo con él, sino porque a él le apetezca dar ese paso conmigo, compartir conmigo ese momento  y los que vengan. No creo en el amor eterno y duradero (demasiados malos ejemplos cercanos), pero sí creo en el afecto, la  convivencia conjunta y  el cariño, pero a veces temo a que sea  simplemente, costumbre. El paso de los años se nota también en el corazón o por lo menos yo.

El otro día pensé en tiempos pasados, por culpa de una peli romanticona de esas, si señores, aquí la pintxos nunca fue de príncipes azules, no sé porque, nunca creí en tipos vestidos con leggins y blusones a caballo, me gustan más malotes y reales, de todos modos los tiempos han cambiado y sino lean a mi compi desmadrosa que también lo explica) y me di cuenta que con los años las sensaciones y emociones cambian. Yo confieso, que nunca he querido tanto como en mi etapa adolescente, sí en serio, yo no me he enamorado nunca más como lo hice con 16-17-18 años en serio ni siquiera del gorila. Y eso que casi todos fueron amores frustrados y no correspondidos ,o eso creía. Algunos, con el tiempo confesaron alguna correspondencia pero que por no perder la amistad… si yo era de esas que siempre era amiga de los que amabas con locura y claro con la escusa de no dejar de ser amigos… en el fondo creo que  me ha marcado, porque a partir de ahí nunca base mis relaciones en amistad, y ahora con el tiempo pienso que si debes de ser amigo de tu pareja ( yo creo que no lo soy).

 Todavía me acuerdo la primera vez que me enamoré de alguien poco a poco y sin querer, el día en que me dijo que estaba de pareja con mi mejor amiga, fue el golpe más duro, lo peor, que él se dio cuenta. Lo mejor, que con el tiempo ha sido mi mejor amigo ( que también confeso el no querer haber profundizado, porque no querer perder la amistad y prefería seguir teniendo como su hermana pequeña), se casó hace poco con un tía cojonuda, pero por razones del destino no pude ir a la boda, pero siempre me pregunto que sensación hubiera vivido, además me tocaba compartir mesa con mi otro gran amor platónico, (demasiadas coincidencias jaja) Si algo saqué en claro es que soy la mejor amiga de muchos de ellos. No sé, yo creo que no he vuelto a querer con la intensidad que quise en aquellos años, a nivel emocional, por supuesto a nivel pasional los mejores años fueron a partir de la universidad, el marchar de tierra patria (pintxolandia) y terminar de colocarme bien la peineta me dio aire y vida a mi cuerpo y a mi alma. Esos años sí que soñé con casarme, incluso dispuesta a claudicar estaba y pasar por vicaría con vestido blanco, pero pasaban los años de la universidad, y la boda se transformaba en un acto civil, de rojo y no de blanco y con amigos justos, familia y fiesta mucha fiesta….. Pero al final no hubo nada, y claro ahora a estas alturas,  no sé que quiero, pero claro està que no depende de mí. Por lo tanto a los que me conocéis no me lo preguntéis más, que no sabré que responderos.

Gran lema el que me toco

Todo esto me ha venido esta semana, porque me he acordado que llega la fecha y porque el  pergamino que me toco el 15J de Mr.wonderful me llegó hondo, y pensé  si compraba o no un regalo, pero no, no lo haré, porque es forzado, porque ya no sé que regalar ( en trece años ya he regalado casi de todo), y porque sé a ciencia  cierta que se puede molestarle por hacerle ver que yo quiero seguir celebrando algo que a él, no es que no le importe, (o eso quiero pensar) sino que lo ve distinto. Soy de esas tías que no aprenden esa frase de “a la gente no se le cambia, se les quiere como son”.

Mí regalo vitalício del 12 de julio que llegó un 15 de diciembre

Pero al llegar a casa miraré al salón y cuando vea ese Monillo haciendo de las suyas, pensaré que hace dos años y medio que me dio el mejor regalo que podía tener. Que  si hace 14 años largos hubiera sabido que íbamos a compartir este regalo, volvería a mentir a mis padres, a liar a la mitad de mis amigas para llegar a Barcelona. Después de terminar mi segundo año de la uni, con una bolsa llena de ropa, un cuerpo tembloroso y una expectativa inusual, y unas cuantas horas de autobús. Y estaría soñando por volver a pasar una noche en aquel hostal de mala muerte, que tenía más pisos que la torre Eiffel, donde  hacía un calor de mala muerte y donde había un baño con un gran espejo donde alguien me observaba con mirada especial, mientras intentaba pintarme los labios. Me volvería  a pasear por el parque Güel,l esperando poder sacarle una foto (no tenía ni una de él).Y sentir que el corazón se me salía cuando me dio la mano para cruzar un semáforo largo, que ahora sé que era en la diagonal. Pero lo que más me gustaría es volver a escuchar esa palabra que utilizaba para llamarme y que el tiempo ha dejado oxidada. Por todo esto y muchas más cosas, sé que no estamos el uno al lado del otro porque hay alguien que nos necesita, pero por dios una sueña con volver a tener lombrices (mariposas es más para adolescentes) en el estomago, una pequeña ilusión por pensar que alguien se acuerda de esos pequeño momentos. Y con una pequeña esperanza de que algún 12 de julio vuelva a subir muchas escaleras pero en la torre Eiffel de verdad, porque esa fue otra de las promesas que también hizo cuando todavía le importaban los 12 de julio, y ese es el regalo que más deseo.

Este texto no lo ha escrito peineta, sino pintxos, porque esa es mi parte seria,  la de verdad la que esconde mucho y deja que peinetas enseñe el resto. Mientras escribo esto me seco lágrimas continuas y pienso, si me emociono es porque todavía siento, pero  ¿QUÉ ES LO QUE SIENTO?

PD: Este post lleva banda sonora, dos canciones que para mí marcan dos partes importantes de mi vida, son esas que aunque pasen años te gusta oír, soñar con ella, recordar y te erizan los pelos. La primera “Lau teilatu” versionada por dos que me gustan, y la segunda me la enseñó el padre de mi hijo.