GARANTÍA (¿ pero para quien ?)

Traigo un quemazo del quince, estoy muy harta que los servicios asistencia técnica y tiendas de  ventas de productos varios, me tomen el pelo. No sé porque se empeñan, cuando compramos cosas en hacernos ver y sellarnos un cartoncito de GARANTÍA, que al final se queda en eso, en una simple palabreja, que lo único que garantiza es el culo del vendedor. Ya sé que escribiendo aquí no voy  a conseguir nada, pero por lo menos, hago terapia, es que ya son dos movidas en una semana.

Acabo de llegar de una tienda pequeña de travesera de Gracia, (y no voy a dar el nombre por no putearla) pero más siendo clienta de bolsos y complementos varios, no llego a entenderlo. La historia es que este  año, por mi cumple, teledirigí a mis amigas mamis para que me regalaran  un reloj de esa tienda, hasta aquí todo normal. El caso es que hace un mes vi que la rueda que sirve para mover las manetas se salía, técnicamente la”tinaja” pero el reloj funcionaba igualmente. Me molesté en acercarme y contarle lo que pasaba, enseñando el cartoncito de la garantía, me dijo “ya te llamaré”, ¿A vosotras os ha llamado? Pues a mí tampoco. Hoy paseaba cerca y me he pasado, porque la cosa ya va para tres semanas. Cuál es mi sorpresa que la dueña no estaba, y me encuentro con la dependienta, que me dice  que justo ha llegado hoy “es que la casa de la marca está lejos”, miro el papel y es una calle de Barcelona, primera mentira en la cara. Me da el reloj y me dice que le han cambiado la tinaja y que la maquinaria estaba rota y que le endiñe doce euritos, entonces se me empina la peineta y le digo si puedo habar con la madame del chiringuito. Por teléfono, le digo a la susodicha que como coño no me ha llamado en todo este tiempo, para decirme que mágicamente, mi reloj, que lo deje funcionando, tenía la maquinaria rota y que NO ENTRABA EN GARANTÍA y si quería arreglarlo NO?????? Joder las cosas se hacen así, por lo menos en mi tierra. Y aquí ha empezado nuestra conversación de besugos:

-A ver, tú me has traído el reloj roto y yo te lo he arreglado, lo quieres o no????

-No, yo te he traído el reloj con la tinaja rota, si además tenía algo más, tenías que haberme avisado y preguntarme si quería pagar el arreglo extra, que casualmente no entra en al garantía. Pero sobre todo, como puede ser que el reloj funcionara si tenía la maquinaría rota???

-Pues no sé chica, yo te digo lo que me ha dicho la casa y te he cobrado lo que me han cobrado ellos a mí , si quieres les digo que te llamen el lunes y ya hablas con ellos.

-Sí hombre, la que tiene el negocio y ha vendido el reloj eres tú. Mira yo tengo un restaurante (bueno mis padres, pero ella no lo sabe) y si un besugo sale malo, no le digo al cliente, mire coja el teléfono y llame al pesquero de Galicia y si acaso lo discute con él.

-Se queda callada y me dice, mira si quieres no me pagues, pero aún no sé qué parte no entiendes??

-Coño, pues es muy sencillo que me quieres meter  por la escuadra que te has saltado a la torera, con un margen de 3 semanas, avisarme que por arte de magia el reloj tenía la maquinaría rota y que me ibas a cobrar!!!!.Porque  entonces yo  (bonita de cara),   decido si te lo dejo o lo llevo al relojero de la esquina de mi casa. En este punto ya tengo la peineta erizada como la de un gato y estoy a punto de vomitar toda mi fuerza pintxo por la boca tipo vomito.

El lunes iré a verla cara a la madame y  a meterle el dinero en el….cajero y decirle que es una nefasta empresaria y que pienso hacerle una muy buena propaganda de su “savoir faire” en el barrio.

En definitiva estoy hasta la peineta que me quieran clavar banderillas de pintxos por amor al arte y porque somos una sociedad conformista.

Lo siento necesitaba escupir  esto en algún sitio y esto de tener blog me viene de perlas. Menos mal que he cenado antes de escribirlo sino los tacos hubieran sido todavía más.

Se despide una cabreada,alterada e indignada, maria-peinetas sin reloj en posesión.