UNA NOCHE DE CINE

Vergüenza es ese concepto que según el aitona, ni tengo ni tendré. Pero así en la intimidad y en confianza, cual Aznar con el catalán, les diré que tenerla la tengo, que a veces se diluye pues también, pero que mayormente sólo la percibo yo y a toro pasado (No tengo webs de visionar los videos de la fiesta sin ponerme cual tomate colorao).

Sigue leyendo