Un ácido y abortado lunes del siglo XXI

En mi casa el gorila tiene la mala o buena costumbre de acostarse y levantarse oyendo la radio. Esta mañana mientras escuchaba lo que decía, me he rebelado, levantado de la cama cual tertuliana de corazón la vena hinchada y el corazón en la boca, soltando sapos y culebras.  Mientras venía en la moto pensaba  si escribir o no sobre el tema, ya saben por eso de las manchas blogueras etc… pero luego he dicho,Peineta eres una tía sin tapujos y precisamente creaste la sección “el mundo por peineta” para escribir sobre cosas no maternales. Así que hoy vengo a escupir toda mi bilis, si no quieren mancharse déjenlo, aquí mismo están ustedes a tiempo.

Sigue leyendo