Entrevista peinetera a Yo y mis “mimi-yos”

YoymiyminisyoYa que cogí el avión para irme a Alemania decidí aprovechar para hacer otra entrevista expatriada antes de regresar, y que mejor  destino que Bélgica, que para mí tiene un simbolismo especial. Española asentada en Bélgica, mamá de dos retoños, amante esposa (de marido alemán), ferviente trabajadora y mucho más! Con esta frase se presenta mi invitada esta semana a la entrevista del rincón bloguero, Yo y mis minis-yo, podría decirles algo más, pero intentemos deducirlo por sus respuestas. Vamos allá:

-Dinos si tienes algún libro en la mesilla de noche, y cual nos recomendaría que te haya marcado de por vida o siempre lo recuerdes

Siempre tengo uno (¡o varios!) libros en la mesilla, en el bolso, esparcidos por la casa… ¡Me encanta leer! De hecho, tengo una página del blog – http://amitambienmegustaleer.blogspot.be – dedicada a los que me voy leyendo (algunos grandes aciertos, algunos grandes desaciertos). Hay dos libros que me marcaron en la infancia: “El lazarillo de Tormes”, novela picaresca anónima (y que os da una pista de cuál es mi ciudad natal, jejeje) y “David Copperfield”, de Charles Dickens (del que tengo un ejemplar dedicado por mi padre).

-Para mí vives en uno de los paraísos del chocolate, dime ¿Qué marca de bombones nos recomiendas? y ¿De qué tipo de ellos eres capaz de tomarte unos 6 o 7 de una sentada?

Yo soy mucho mas de salado que de dulce. Pero es cierto que el chocolate aquí, está de vicio. Mi marca favorita ha sido durante mucho tiempo Neuhaus, aunque últimamente he probado unos de Pierre Marcolini buenísimos… El último fue un bombón al azafrán ¡para morirse!

-¿Pantalones o falda? ¿Dónde prefieres comprar la ropa en España o en Bruselas? Tiendas fetiche…

Pues depende de la ocasión. Para el día a día, soy claramente de pantalones. Pero si tengo reuniones o algo especial, pues me encanta llevar falda/vestido. SIN DUDA ALGUNA, prefiero comprar ropa en España, donde va a parar. En España me flipan las tiendas de vestidos de fiesta y me encanta descubrir marcas poco conocidas / pequeños comercios, más que irme a las franquicias habituales (léase ZARA y Mango) aunque también. La moda y variedad en España, de forma asequible, es mucho mejor que aquí.

-Te invitan a una fiesta de disfraces y tienes que ir con churumbeles incluidos, y te toca hacer los trajes, sorpréndeme… ¿Cuál sería tu elección?

Pues ¡no soy nada manitas! Lo más seguro es acabaran los dos disfrazados de fantasmas… es decir, sabana vieja puesta por encima sin mucha gracia y con dos agujeros para los ojos.

-Desde que tienes nuevo horario laboral, te vemos menos por el mundo 2.0, ¿Qué tipo de asiduidad tienes o enganche con tu blog? A pesar de estar desconectada confiésanos que blog o blogs no dejas de leer nunca.

No tengo un ritmo determinado. Lo hago al 100% porque lo disfruto, no tengo metas. Escribo dependiendo de lo ocupada que esté con lo demás y de mi inspiración. Eso sí, los blogs (y twitter) son sin duda ¡mi perdición! Sigo un montón de ellos, aunque casi nunca puedo comentar porque los leo con el móvil (a menudo en el tren camino a casa) y es un rollo. Reconozco que tengo debilidad por los blogs de mamás a las que he desvirtualizado y por muchas a las que conozco desde el principio de mi andadura. Además no dejo de añadir nuevas caras a mi lista de intereses, así que, ya te digo, ¡los blogs son mi perdición!

-Dime tu mejor viaje, o que mejor recuerdo tengas, y de ese viaje un monumento o lugar típico que no podemos dejar de visitar y un restaurante donde ir.

Mi mejor viaje fue sin duda el que hice con mi marido, cuando todavía éramos novios, a México. Fue una gran aventura. Aterrizamos en Ciudad de México, donde pasamos un par de días, y después viajábamos en un coche de alquiler de ciudad en ciudad… algo que hoy en día creo que por desgracia sería totalmente imposible (y una locura). El final del viaje consistió en unos días de relax en Playa del Carmen… Un viaje absolutamente idílico… De todo lo que vi, Oaxaca, San Cristóbal de Las Casas, Campeche… no sabría con que quedarme y desde luego a estas alturas no recuerdo el nombre de ningún restaurante, ¡sorry!

-Si tuvieras que desvirtualizarte por razones forzosas, dime que es lo que te da más palo o cosilla, y ¿Qué crees que nos sorprendería de ti?

Pues no me daría ningún palo, al contrario, me encantaría poder hacerlo más a menudo, aunque me pusiera nerviosilla, pero es siempre de manera positiva. ¿Qué os sorprendería de mí? A ver, a ver, ¡dímelo tú!

Mi boca permanece sellada, quien quiera peces que se moje el culo jijiji peineta dixit

-¿Bailas? ¿Mucho o poco? ¿Cuándo? ¿Qué? (ahora es cuando la entrevistada responde no y me quedo helada como un iglú), te libras que esto es por escrito que si no te pedía demostración en vivo y en directo

Me gusta bailar lo típico que esté de moda, lo que pongan en la radio, mi lista de iTunes es interminale.  Eso sí, confieso que un estilo que me encanta es bailar ¡rock&roll!

 Sí, sí, tranquila, me encanta bailar. Bailo en casa sola o con los niños, bailo en fiestas, bailo en bodas, bailo con mi germano, bailo con mis amigas, en fin que…

“Bailo todo el día, con o sin compañía

Muevo la pierna, muevo el pie,

Muevo la tibia y el peroné;

Muevo la cabeza, muevo el esternón,

Muevo la cadera siempre que tengo ocasión.”

-Dime lo que menos te guste de la maternidad y lo que más.

Lo que menos me gusta es el miedo que conlleva… Miedo a no hacerlo suficientemente bien, miedo a que a mis hijos les pase algo… Lo que más me gusta es compartir juegos y risas, el volver a sentir la inocencia, las cosas que me enseñan y lo que me hacen reír J No sólo me han enseñado que puedo amar incondicionalmente, pero también a ser amada de forma incondicional. No hay palabras.

-Argumento por el que tienes marido alemán: A) las suegras españolas son intragables, B) el motor alemán es más potente C) Yo también me lo pregunto muchas veces…. Elige opción y justifica cual examen del cole eh!!!

Jajaja, muy bueno. Elijo D) ¡el amor es ciego! Si estoy con mi germano es porque me tiene enamorada y ¡estoy loquita por sus huesos!

-Creo que las expatriadas sólo podéis ver el canal internacional de televisión española, en algún momento te gustaría poder ver algún canal más o pasa del tema…

No, veo muy poco la televisión, cada vez menos. Sobre las cosas en España, me entero de las noticias y los cotilleos por la prensa en internet, y con eso me basta.

Tienes una boda, pelo suelto o recogido, vestido largo o corto, fucsia o verde esmeralda ( que grandes colores ehhh, te he matau!!)

Pelo suelto, vestido corto y verde esmeralda. ¿Cuándo me lo envías? 🙂

-Dime una canción inglesa, el estribillo de una española que te guste, y un cantante Belga:

Pues a la primera y última pregunta te respondo de un tirón: “Somebody that I used to know” de Gotye, que resulta que ¡es belga!

La segunda, difícil-difícil, yo ya me quedé muy atrás en lo que a música española se refiere… A ver, me voy a quedar con una de Rosana:

“Sin miedo sientes que la suerte está contigo

Jugando con los duendes abrigándote el camino

Haciendo a cada paso lo mejor de lo vivido

Mejor vivir sin miedo”

apple-imac raquel

-El significado de la imagen que me has mandado.

Te he enviado la foto de mi ordenador porque en él están todas las fotos y videos familiares, gracias a él estoy en contacto con la gente que me importa (a través del email, skype…) y porque también es lo que me permite tener un blog y cumplir el sueño de escribir.

-Vas por la Grand-Place se te acerca un hombre con una barita y un gorro de gnomo y te dice, tienes 3 deseos mágicos para poder cambiar una cosa de tus tres acompañantes, que en este caso son tu chiquitina tu pocho y tu santo esposo.

Pues vaya, de mi misma cambiaria muchas cosas, pero precisamente de esas tres personas no cambiaría ¡NADA!

-Por último estas en un restaurante y sólo puedes comer un segundo plato, dime que dos elementos básicos tiene que llevar para que te guste.

Tendría que tener vegetales/hortalizas y especias/hierbas.

Pues siguiendo la petición de nuestra invitada y sus gustos, nuestra arguiñana de hoy, Quintano le deleita y le dedica este “pie de carne”, un pastel de carne muy british, que entre los ingrediente lleva vegetales, y especias, como bien nos ha pedido nuestra entrevistada.

pasteldecarne_logo

Gracias a mi invitada por colaborar en esta sección loca que tengo para conocer un poco más este mundo bloguero, es un placer charlar con ella y  no dejen de pasar por su blog, tiene sección de cocina y de lectura,les dejo uno de los post que a mí me saco una sonrisa tierna:

CVs para la BEBESFERA 

Aviso a navegantes el lunes cerramos el año con un pequeño y especial rincón bloguero de toque navideño… no me fallen les espero en nochebuena y luego ya les dejo respirar hasta el 11 de enero.

TRENDDY MOTHER = PRINGEITIT MOTHER

Tiempito llevo yo queriendo escribir este texto, la razón, pues eso, que estamos todos últimamente muy fashion, cool, trendy, muy outfit y muy english, pero en realidad lo que estamos es agilipolleinting a tope.

De sobra  es conocido en este mundillo bloguero-maternal, que ahora eso de hacer madalenas está “demodé” y que toca hacer cupcakes, que nada de envolver los regalos con papel de Mickey, venga wassitape…

Si te quieres mantener al margen no puedes, no si tienes un niño y va la guarde. Se supone que tu pagas (en mí caso un pastizal bárbaro), para que se encarguen de cuidarlo en tu ausencia de madre oficinista, pero lo que no te esperas,  es que envíen “tareas” varias durante ese periodo. O sea además de pagar, pringar, y claro no va a ser tu menos que el resto de las madres ¿no?

En mi caso los retos han sido: Álbum familiar, tarta cumpleaños, caja de recuerdos, trajes de carnaval, libreta viajera y adornos de navidad. Nada oye para una que tiene tanto tiempo libre y esa habilidad manual, y siendo de cerca de Bilbao, pues oye Patxi pan comido ostias!!

Me percaté del asunto después de realizar el álbum familiar, que en mi caso fue un álbum de esos que te regalaban cuando revelábamos fotos en el siglo pasado, pues en uno de esos, puse unas cuantas fotos de la trupe peinetera y de pintxolandia, con unos carteles en cartulina de toda la vida sin mucha perifolla y ahí recibí mi primer batacazo de madre frosty. El día que se recolectaban, cual sapo de boca grande me quedé y pensé, a ver tiene  8 meses, pero no es plan que el Monillo se sienta como el cutre de clase, en ese justo momento es en el que vendí mi alma al diablo  y me entregué por completo a la tarea de ser una madre relativamente manitas (digo me entregué, pero no alcancé), tuve dos años para ir mejorando en la materia.

la foto4

Campana gorilera

la foto6

Adorno peinetero

  Todo este proceso, el gorila lo vivió desde la distancia, es decir observando desde burladero el toro y al ser posible  salir a tentarlo lo justito, más que pa picar a la peineta y tambalear su poca autoestima  art-attack. Su primera incursión fue en  el adorno navideño, yo quería una campana y el dijo “tanta ostia para algo sencillo, no si al final te tengo que sacar siempre de todos los apuros, si no fuera por mí…” observen la imagen de la izquierda, y juzguen ustedes mismo. Pero para comprobar que a veces el esfuerzo tiene recompensa a la derecha va la imagen del adorno de este año, todo curradito por la menda.

la foto3 borrosa

Sin estilo artístio definido (1er año)

Para el tema de las “cajas de los recuerdos”, fue distinto, me las chupé enteritas, la primera me tocó hacerla en la guarde cual madre primeriza a la vera de mi churumbel, que con 13 meses escasos lo único que hacía era desmontar cualquier cosa potable que yo pusiera, pero como tenemos que compartir esos momentos especiales con ellos pues eso, (Tú lerda, págame un pastón, vuélvete loca para pedir unas horas libres en la oficina, vente aquí a currarte una cajita, y para hacerlo más difícil todavía te endiño a tu peque, a ver si eres capaz… aquello parecía surrealista y pa colmo la directora  sacando foto) Resultado: todavía no he sabido clasificarlo en que corriente artística encajaría.

 Este año como madre experimentada, les mandé a freír pimientos y opté por la opción Juan Palomo, yo me lo guiso y yo me lo como, pero en casita, de noche y sin perturbación alguna, más que la mirada delictiva del Gorila, el resultado juzguen ustedes, yo creo que no ha quedado mal.CAJA MEDIO BORROSA

De la repostería no hablo, porque mi profe ya me despellejó, pero aprovecho para decir que de la foto donde hay un resumen de mis trenddy-cooking, la madalena es trampa, es decir lo de arriba lo hice con plastilina, hartita me tenían estas del 15J con sus requisitos de anti-sorteo  😉

resposteria trendy

Para lo último, dejo el momento estrella, los disfraces de carnaval, ese momento en que las mamis-versace y mami-dior, nos enfrentamos a ese desfile donde nuestros hijos con gracia y salero, o desgana y llanto, pasean nuestras creaciones nocturno-sonámbulas, o abueriles.  El primer año fue de cocinero y personalmente, sin la colaboración de la abuela para rematar mi modelo no hubiera sido lo mismo. Después de una noche haciendo el gorro, apareció el gorila con ese pollo de plástico y fue el elemento estrella, maldita su estampa!! (Estaba pa comérselo, además al caminar desde hace 3 meses, desfilo cual Kortajarena). OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Este año me lo pusieron un poco rarito, tocaba currarme un traje de mago de circo, y allí se fue la peineta a comprar metros de tela dorada y plateada a tunear y crear: chistera, corbata, fajín y la capa, esa capa que me dio unas noches de lunas y estrellas.

Presentación1

Este año ya va al cole de mayores y tengo la esperanza que el que tenga que hacer clases de manualidades sea él. Pero confesaré que con el carnaval tengo una relación amor-odio me chifla y me muero porque nos disfracemos, pero cuando me vea liada en todo el motrollón pensaré PA QUE TE METES MANOLETE!!

EL DÍA QUE NACÍ YO

La menda versión mini

Que planeta reinaría… Me llamo Nerea, ni pintxos ni peineta, y nací un 28 de septiembre de 1978, a la hora de comer (yo no me pierdo un ágape ni loca!!), soy vitoriana de nacimiento, giputxi de adopción, con sangre andaluza y ciudadana del mundo. Este viernes cumplo 34 añazos (esos de las primaveras era hasta los 30), o eso creo, sí, digo eso creo porque decidí dejar de contar a partir de los treinta, tonterías de féminas. Que no los cuente no significa que no los celebre. Llevo días intentando escribir este post, pero entre las hormonas mensuales y los gestos de cariño recibidos estos días en el blog me lo habéis puesto difícil.

Cuando deje de cumplir primaveras…

Para la menda el día de su cumpleaños es un día especial, lo ha sido siempre y así lo recuerdo desde la infancia. Me acuerdo la ilusión que me hacia que me llamara toda mi familia peinetera para felicitarme, incluso mi abuela, me solía mandar paquetes desde peinetaland, con esos atadillos que hacía mi abuelo con cuerda, donde había algún traje o vestido mono confeccionado por ella y por supuesto mi ración de salchicha blanca y queso de cerdo, que gran regalo el vestir y el comer “pa mi vasquilla”. El año que me mando el vestido de gitana casi muerooooooooo, el aitona tuvo que hacer sesión fotográfica matinal.La familia pintxos siempre era cumplidora no había año que no tuviera regalo o paga, entre otras porque mi cumple coincide con las fiestas de Madri-Txikito y claro todos venían.

Pero hoy le quiero dar las gracias a mi madre, esa con la que me peleo tanto  y tan mal sabor de boca se le queda siempre cuando discutimos, que suele ser cada dos por tres. Ella en mi cumpleaños siempre es mi duende, mi hada madrina oculta, me llama cada año a la hora justa en la que nací, yo todavía le noto la voz emocionada ( y lo entiendo los puntos siguen doliendo con los años y una se acuerda del paritorio, estoy segura), cada año se escusa por no haberme comprado algo a tiempo, o porque lo que me ha comprado esta segura que no me va a gustar…Pero ella no sabe lo que a mi me emociona, es saber que mi madre sabe más que nadie lo que a mi me chifla un regalo en mi cumple, y porque durante años, ese día ha cocinado siempre algo que me gustaba. Porque sin darme cuenta, le he privado estos último años de poder compartir conmigo ese día (la distancia  y juventud malas combinaciones), y lo descubrí cuando cumplí los 28. Ese año regresé al pueblo por fiesta  y pa mi cumple, cual hija pródiga, y organicé una cena con mis amigas de la ikastola, todavía veo la emoción de mi madre cuando apareció con aquel exquisito pastel lleno de velas y mis amigas entonaban el Zorionak. Desde entonces, no hay año que falle, si las circunstancias lo permiten. No creáis que el aitona pasa, todo lo contrario, es el detallista numero uno, no tengo pendientes, colgantes o pulseras mas bonitos que los que él me ha ido regalando, tiene un gusto exquisito.

Combinación perfecta buzkentza + un buen rioja

En lo que  regalos se refiere, soy fácil de contentar, aunque el gorila ahora mismo gritaría, pobre lo vuelvo loco y siempre me hago la descontenta ;-). Pero a la menda le chiflan los complementos y abalorios, así que, a pesar de estar en ese punto de poder poner un puesto de mercadillo de tanto zapato, bolso, foulard, collares y pendientes, me siguen encantando recibirlos y lucirlos. Eso sí, este año tengo mi regalo estrella, que se va a quedar en eso, en estrellita en  el cielo de mi pensamiento, un ifone blanco 4S, eso quiere la nena, pero no están las economías para eso.

Cara de emoción por un bolso más en mi vida

El único ritual que no me salto a la torera ningún año, es el de soplar velas, mira caprichos que tiene una, no lo perdono y además para mí es señal de alegría, de celebración de que un año más sigo aquí y lo cuento, no como mucha gente que antes lo celebraba conmigo y que ya no están. Cumplir años es señal de vida señores!!! Bueno eso, que soplo siempre, el mejor soplido por ahora el del año pasado con mi monillo, que entendió el momento y lo disfrutó conmigo. El más  raro, el año que me quede colgada y que por cumplir con el ritual me planté en casa de mi suegra, ante la atenta mirada de mi familia política, me planté las velas, las soplé y me auto jaleé, todavía lo recuerdan… (Sosos, ahora entiendo que el gorila pase kilo y cuarto de celebrar nada…).

Desde hace unos años muero por tener una fiesta sorpresa, de esas que he organizado yo, en plan bestia con gente de fuera, regalos especiales y muchas lágrimas, pero por alguna razón que desconozco no te las suelen hacer hasta los 40 mínimo, pero yo creo que los 35 es una cifra ideal 😉

Pintxo en modo carretilla-carroza

Mientras sigo esperando, he tenido pequeños aperitivos ideales, a los 30 recibí una mini-cena sorpresa, con una fiesta posterior en petit comité, que no hay momento que no recuerde a pesar del estado etílico, lo compartí con algunas de  esas maravillosas personas que me ha dado BCN. El año pasado también tuve sorpresa por parte de mi club de luna llena, de Madri-Txikito, con invitado intruso incluido, risas, lloros, fotos inmostrables, y de regalo un marco, con una foto de un día cualquiera de esos, que disfrutamos como nadie. Este año repito destino, sí señores, voy a ese pequeño gran pueblo donde se celebran los Sanmigueles, donde solo hay un bar y un kiosko con música no muy moderna, pero donde mis 34 otoños, van a ser festejado con cariño, amor y amistad de la buena. Donde ceno con buen vino, como las mejores “buzkentzas” ( dícese de morcilla especial de puerro y oveja,cocida y regada con tomate casero), donde me pasean en carretilla-carroza, mientras la orquesta me dedica una canción.

Donde la abuela ha decidido consultar al monillo de que quiere el pastel, si a él, porque el cumpleaños es mio, pero el protagonista ya es mi hijo, y yo, pues encantada de compartir plano con él. ZORIONAK NESKA!