EL HOSPITAL, una cárcel con visitas restringidas

Hoy vengo a hacer terapia de embarazada, pero terapia de la dura, es decir como mi blog es mío escribo lo que quiero, eso sí sois libres de seguir o plantaros aquí. Me supongo que pasar cierto tiempo con la familia propia y la política hace estragos, es mi caso esta semana de pascua.
Vengo dispuesta a desgranar el tema hospital-parto visitas desde lo más hondo de mis entrañas, porque saben que parir es algo muy íntimo y personal como para tener que sufrir corsés y estereotipos implantados por esta nuestra sociedad española.

Sigue leyendo