La madre, el padre y el espíritu santo

Hoy martes y trece ni te cases ni te embarques pero este 13 de enero normal para muchos, hubiera sido ese día en el que yo como madre me tocaría renunciar a la crianza directa de mi hija. Sí señores, hoy a escasos tres meses y poco se acaba mi “maravillosa baja de maternidad” made in Spain. Ese país donde prima la conciliación, la igualdad, la vida familiar y el desarrollo del ser humano y la familia. Por suerte me quedan pendientes las vacaciones del año pasado y voy a poder alargar un mes pero no siempre ocurre. Al monillo lo dejé sin saber el color de sus ojos…porque a los gobernantes de este país se les olvida que los niños durante sus primeros meses comen  y duermen principalmente, a parte de hacer cacas radioactivas, tener cólicos, pedir teta más veces de lo esperado y dejarnos ducharnos cada día alterno. Pero señores políticos CONTICONESO los queremos criar!!! Que sí coño, que somos muchas las que no nos importaría quedarnos al menos seis meses en casa y volver a la rutina de tu trabajo dejando un niño que empieza a gatear, que balbucea y con el que has podido disfrutar algo más allá que el postparto. Pero eso es muuuuuucho pedir para un país tan avanzado y europeo como este. Ya de temas ayuda por nacimientos, escolarización, becas y eso ya ni hablamos no??? Sigue leyendo