La mujer del saco y la lámpara de Aladino

No sé  si vuestra memoria y afición al blog llega a estos niveles, pero al comienzo del año pasado escribí un post sobre mis deseos para el 2014, ya que dije que yo pasaba que fueran propósitos y estresarme más de lo debido. Pues para mi grata sorpresa para mediados de año el saco ya estaba casi vacío, vamos que si no me equivoco me ha quedado como bien decía el título de aquel post “una más pal saco”. Casualmente también escribo este post después de haber dejado mi tarjeta temblando con las compras online, está claro que a mí en situaciones extremas es mejor dejarme sin posibilidades de consumir sino mal vamos…la diferencia es que esta vez al contrario que en ese post no tengo tiempo ni para rellenar mis datos personales de mi primera compra, así que veo imposible hacerme un pretty woman virtual, mi cuenta esta vez se salva gracias a mis hijos y mi bimaternidad ( es decir la escasez de tiempo hasta pa mear vamos a estar pa ir de compras…) Sigue leyendo