Viejuna y festivalera

Hace dos semanas que no consigo ponerme delante del editor del blog, la semana pasada por agujetas insufribles y esta por resaca. Señores me hago mayor por momentos, que sí hombre esa edad biológica que dicen, es decir 35 años exteriores, medianamente llevados, no me tiño, las patas esas de gallo-pollo pues me supongo que tendré, surco-ojeras de madre, piel de melocotón de esas como para hacer un pastel en almíbar y exportar al entranjero…pero aquí el problema es el motor señores, estoy más cascada que un Seat Panda. Basta que me de por darle un poco de vidilla al cuerpo que me pongo como para ir a al taller mecánico y repararme desde las bujías al motor, yo calculo una edad biológica de 55 años.

Sigue leyendo