Amor a segunda vista

Hoy hace seis meses que te cogí no sé ni como para que no te calleras en una palangana, te puse encima mío y allí estuviste cinco horas. Los expertos lo llaman piel con piel, yo lo llamo de esta nos unimos hasta con el “meconio” de marras y no nos separan ni los GEOS. Qué te cagarás dos veces encima de mí tenía que haberlo cogido como señal, pero preferí asustarme más cuando me di de bruces con esos dos faros de laser que tiene por ojos, menuda mirada me echaste mientras me olías y gritabas como un gatito. Tu padre estaba intentado sacar fotos para encontrarte parecido con tu hermano y yo no hacía más que digerir las 17 horas que llevaba esperando para verte la cara. Sigue leyendo

PARIR, REGALAR Y ACERTAR

En este embarazo tenía claro que había dos post que quería escribir o por lo menos intentar publicar, así que podemos decir que esta forma parte de una trilogía sobre “un embarazo real poco endulzado”. Para aquellos que no lo hayan leído, este post es un anexo o complemento a mi conflictivo texto sobre el Hospital  y las visitas. Pues eso ya puesta a ser sanguinaria también lo seré con el tema, regalos premamá, hospital, parturienta o madre reciente. Eso sí al igual que el otro este texto es lo más subjetivo,crítico y personal. Ya avise la semana pasada las hormonas me están abandonando y mientras no segregue la de madre babeante aprovecho para encender el fuego, como en los viejos tiempos. Sigue leyendo

EL HOSPITAL, una cárcel con visitas restringidas

Hoy vengo a hacer terapia de embarazada, pero terapia de la dura, es decir como mi blog es mío escribo lo que quiero, eso sí sois libres de seguir o plantaros aquí. Me supongo que pasar cierto tiempo con la familia propia y la política hace estragos, es mi caso esta semana de pascua.
Vengo dispuesta a desgranar el tema hospital-parto visitas desde lo más hondo de mis entrañas, porque saben que parir es algo muy íntimo y personal como para tener que sufrir corsés y estereotipos implantados por esta nuestra sociedad española.

Sigue leyendo