NOCHE DE RONDA

Rondaba una noche de navidad cercana al fin del año y este es el relato de una noche muy peinetera vivida por una pintxos en estado semi-enferma, donde el protagonista es el dúo sacapuntas, es decir el monillo y el aitona, nosotros, (el gorila y la menda) meros espectadores que pringamos como el que más.

Era una noche de luna llena, lo sé porque tenía cena con mi grupo-terapia de Madritxikito, dado el estado de salud de la menda y de una de las churumbeles del grupo, descartamos la sociedad y nos fuimos a casita de horizonte, para velar por la salud de nuestra niña, la de Troya.

El gorila también aprovechó para irse a la sociedad con su cuadrilla de cena y el monillo??? Pues se quedó con su colega del alma, o sea el aitona.

La primera anécdota  la cena, por supuesto la menda se iba pero tenía que dejar al personal servido porque el monillo quería pizza y según el aitona “ese tipo de alimentación yo no la domino”. Dominar no la dominará pero indicaciones más que un guardia de tráfico:

Crees que es suficiente carne picada esa, para toda la pizza…

-También le vas a poner jamón york?? No será demasiado, eso sí queso rallado le echarás no??  Bueno ya que nunca como de eso por una vez…ahora que si al chaval no le va pues nada.

-El chaval ya puede comer especies lo digo por si le vas a poner orégano, aunque claro vete a saber tu madre desde cuando tiene ese bote ahí!

Para cuando había llegado esta última frase yo ya estaba hasta la mismísima peineta de mi pizzaiolo-guardiatráfico, reencarnado en el aitona, mira que es puñetero y picajoso, por supuesto la siguiente fue:

-Tampoco hace falta que te alteres chica, la experta en eso eres tú, pero de comida como supondrás pues un rato largo sé, hala iros pues  tranquilos ahora ya pongo yo el horno y eso… el chaval va estar estupendamente, bastante mejor que con vosotros.

La abuela, inteligentemente, nos había abandonado por su familia peinetera esa misma mañana y bien que hizo. Así que me dejo a cargo de los tres mozos. Llegué  y me acosté en la parte del caserío que mi madre me adjudico a partir de mi parto, es decir en segundo plano. Enchufé el vigila-bebes y de ahí a una horita empezó la fiesta!! Me desperté con el llamamiento del gorila a tono de “Ahí va nena ven ven ven, pufff”. Nuestro querido monillo cual aspersor estaba vomitando toda esa pizza y vete a saber que más en la cuna, bajo la atenta mirada de su padre que lo sostenía al vuelo. Lo llevo en volandas al baño, pero mi hijo que le gusta compartirlo todo, en cuanto pasamos por la habitación del aitona lo hizo al grito de: aitona he vomitat dana dana, he vomitat pizza, esnia, aitonaaaaaaaa (aitona toque de queda he expulsado hasta el DNI!!, traducción libre). Pues nada ya estábamos todos de pie y danzando. Con todo mi sueño y mi bronquitis me puse a limpiar vómitos a la verita del gorila, momento romántico donde los haya. Mientras el monillo se ponía al lado del aitona a explicarle todo todito. Visto el panorama del cuarto, dejé al nieto dormir con el abuelo, al gorila lo pasamos al salón, e intentamos dormir. Y digo intentamos, porque a la media hora escucho:

-A ver ¿ Hay alguien por ahí? el chaval la ha vuelto a liarla.

Me acerqué al dormitorio de mis padres, pero esta vez la cosa era más light, según el aitona:

-Yo creo que le quedaba un resto, porque me ha dicho que le hacia pupa la tripa, y ha sido ponerle mi mano caliente sobre el estomago y al minuto oye pumbala tó pa fuera… (Nada que ahora tiene poderes de curandero)

Por si la explicación del abuelo no fuera suficiente, el monillo con esa verborrea incontenida que tiene desde hace un tiempo y la manillo en alto, me lo reexplicaba al mismo tiempo que me reclamaba poder ver los payasos en la tele.  Yo seguí frotando la alfombra y lo sentaba en el sofá, con intención de explicarle que no eran horas, cuando para mi gran asombro a las 5 de la mañana en la tele-vasca emiten los payasos infantiles. Está claro que el programador es un padre coraje 😉

El monillo se acomoda junta a su padre en el sofá y reclama un bibe de leche, soy la única de la reunión nocturna dispuesta a negárselo, así que su aitona raudo y veloz le sube “genero porque pobre sea quedado vacío”. Me acomodo en el sofá y observo con incredulidad a mi padre como frota con esmero la parte escasa de la cama que se ha ensuciado y le da con el secador del pelo para secarlo.

Aita, ¿Por qué no cambias las sábanas directamente?

-Deja deja, ya si acaso mañana cuando tengas un hueco me avisas y entre los dos es un momento… (Ojiplática me quedo)

Después de dejar un tiempo prudencial  al monillo monillo en posición vertival, decidimos que a la cama con el aitona. Momento en el que monillo se planta con su arsenal de dormir, es decir (Pepapig y George en versión arigurimi,  su doudou Lepoluze y dos cochecitos).

IMG_0846

-Toda esta parafernalia necesita el chaval el par dormir??? ( aitona incrédulo)

Qué dises aitona, tú que dises pitilintxo, es que es que es que ba bai hombre… (No tengo huevos de traducirlo, pero algo así como, abuelo es lo que hay lo tomas o lo dejas)

Mi padre estratégicamente había colado toallas de mano debajo de las dos almohadas cubriendo la cabecera de la cama, observa mi mirada estupefacta.

-Así mejor si la vuelve a liar, quitamos toallas y listo…

Me fui a dormir pensando, como se complicaba este hombre por nocambiar las sábanas, pero señores al día siguiente tuve la respuesta al enigma. Mi padre se paso el día persiguiéndome.

-Chata sin prisa, cuando tengas un hueco me dices y cambiamos si acaso las sábanas y la funda del nórdico…

Pues nada le dije que venga y subimos para los aposentos abueriles. Primera prueba a superar, según mi padre sólo había dos bajeras válidas para la nueva cama y mi madre sabía cuáles eran, así que teniendo en cuenta que mi madre oye el móvil a la décima llamada, me marque un pito-pito-gorgorito y atiné. Pero entonces llegó la solución a mi enigma. Mi padre me dice que me posicione en el otro lado de la cama, que me tiene que explicar la técnica para quitar la funda del nórdico. Técnica??? Este que se cree que en mi casa las camas las hace el gorila o qué?? Pero claro entonces y sólo entonces me acordé de ciertas obsesiones de mi madre, de querer  personalizar y hacer “fácil” lo que ella considera que es difícil. Mi santa madre ha creado un sistema innovador para que los rellenos de los nórdicos no se muevan en el interior y pone una cuerda ojal al nórdico y unos hilos para enlazar en el nórdico.

la foto2

A parte de esto, considera que las aberturas que vienen  de serie son pequeñas y también las agrandas y luego les hace el cierre con otra tanda de lazos que hay que hacer. Por lo tanto el mero hecho de cambiar un nórdico por muy habilidosa que seas te toma la friolera de 15 min con sus consiguientes, “mecagoentó” por cada nudo que te toca deshacer y luego lacito que hacer….

IMG_0845

Ahora entiendo como el pobre aitona fundía los plomos del secador en la sábana mojada, sólo nos faltaba anoche  habernos lidiado con las soluciones peineteras de mi santa madre. Pongo fotos para ver si entendéis el sistema, porque me da la impresión que no termino de explicarme jajaja

El título va en honor a mi padre, que al día siguiente en cuanto vio a su nieto danzar por la sala como si nada le dijo aquello de:

-Zer atzo  gabien zer pasau zan? (anoche que anduvimos…), Noche de Ronda?

Que dises aitona, ba atzo indot vomitat no noche de ronda. ( monillo dixit)

PD: este post se tendría que haber publicado hace mucho,meses, pero lo hago justo ahora porque el monillo cuenta con los dedos de las mano cuantos días le faltan para volver a ver sus queridos abuelos, y yo otro tanto porque sueño con mi Madritxikito y cena-terapia 🙂

 

AL ABORDAJE!!!!!

El sábado pasado mi casa fue una fiesta pirata en toda regla, o eso se intentó. Os diré que la resaca me ha durado lo suyo, tanto que he tenido que sacar fuerzas desde lo más profundo de mi ser para escribir este post, sí señores la menda está rozando la extenuación bloguera, no creo que llegue al post de navidad….

El caso es que no las tenía todas conmigo, porque la primera vez que se me ocurrió decirle al monillo que le iba a preparar una fiesta pirata, dijo que no, que él quería una fiesta de “casaaor y conillets” (cazador y conejos), luego pidió de “gallinas” y finalmente de “policías”, no coment este niño es un crack. Haciendo caso al gorila no le comenté nada más y seguí con los preparativos. Para ello he contado con la inestimable, impagable y maravillosa ayuda de una amiga 2.0, mi querida caótica, que tiene esa habilidad de hacer esas manualidades que yo tardaría 3 meses en crear y coordinar. Aviso, si pa colmo en la tele dan  Downton Abbey, agárrense los machos que produce cual cadena de electrodomésticos, no se mira será inspiración inglesa. Por lo tanto, todo aquel que quiera saber las boniteces que hubo y como se hicieron pinchen aquí ahora mismito y flipen en colores.

Presentación1

Segundo dato importante, a parte de una amiga bloguera de lo más trendy, tienes que tener:

-Un salón más grande que cualquiera de los baños de las Presley.

-Amigas jóvenes, soltera y lozanas que estén dispuestas a venir un sábado por la mañana (a pesar de sus resacas), a inflar globos, pintar preciosidades y colgar guirnaldas. En mi caso imprescindible los casi dos metro de altura de mi amiga K, y el trazo artístico de nuestra amiga C.

-Un maromen dispuesto  a llevarse a tu churumbel horas indefinidas al parque, para que puedas montar el tinglado.

-Un nutrido grupo de tuiteras que te den aliento nocturno para terminar el pastel loco que se te ha ocurrido hacer.

-Unos compañeros dispuesta a que te ausentes de una cena de navidad de empresa, por tener que recortar circulitos piratas 😉 (Que escusa más cojonuda he tenido este año para librarme del momento happyoffice)

-Pero sobre todo tiempoooooooo mucho tiempo, durante la semana previa.

decoracion

Lo que NO tienes que hacer:

-Poner una piñata llena en tu salón cerca de un sofá, te pasarás días sacando mini-carracas y chucherías de debajo del sofá.

-No dar a tus invitados infantiles el pompero o bote de burbujas en tu casa, si no quieres que haya resbalones adultos y fregonazos por doquier.

-No encerrar más de dos horas en tu casa a 8 niños con una ingesta de azúcar sobrehumana.

-No complicarte en hacer mariconadas gastronómicas media hora antes de que lleguen tus invitados.

-No dejar un CD del Cantajuegos a mano, porque terminaras bailando una taza, una tetera y toda su puñetera vajilla con tus invitados infantiles, por cortesía a tu hijo.

-No intentar descolgar tu sola las guirnaldas que ha colgado una tía de casi dos metros!!

-No beber cava como si se fuera a acabar el mundo, sobre todo cuando tienes que recoger luego ese mundo que te han dejado patas arriba.

-No comprometerte a ir al día siguiente a ca la suegra a volver a celebrarlo y para colmo a la tarde apuntarte a  otra fiesta infantil ( no sobrevivirás!!)

COMIDA

Pero si las circunstancias no te lo permiten y al final haces todo esto, tendrás la fiesta pirata más divertida que has tenido en tu vida, un hijo que no entrará en su traje pirata de lo feliz que es, unas madres que te agradecerán infinitamente la tarde que han pasado en tu loco salón, y tú, un cansancio terrible que será recompensado cuando al ir a la cama te digan : Ama gaur gure dotzut hasta la luna eta vuelta baiña en avión (es decir que hoy me quiere, pero a velocidad de la luz) y si al día siguiente se sube en tu cama para preguntarte : Hoy de qué es la festa????MISIÓN CUMPLIDA.

resaca1

Un monillo-pirata resacoso

PARTE TÉCNICA DE LA FIESTA

Pastel: simplemente necesitaba demostrarme que podía superar ese pastel  criticado públicamente por mi profe, y que un barco pirata era lo mejor para esa fiesta. Fallé en el relleno, por no hacer caso a la abuela y haberle puesto crema pastelera que hace menos secos los pasteles con tanto bizcocho. pastel 2

Disfraz: yo opté por disfrazar al protagonista al resto, les preparé pañuelo para la cabeza, un parche y a las chicas collares de oro.

Diversión: preparamos una isla pirata donde puse un barco pirata, un fuerte y un castillo con sus cañones y todo. En otra zona preparé una mesa con pinturas y hojas con dibujos de índole pirata que podían colorear, aparte de esto puse construcciones, coches y un parking. La piñata, la música y las pompas de jabón hicieron el resto.

isla

Detallitos: A cada niño además le dimos un baúl muy chulo lleno de monedas de chocolate, una bolsita transparente pirata donde había una maraca de madera, unas pegatinas piratas, un chupachup y una chocolatina de pirata. A parte de eso cada uno tuvo un tubo de burbujas personalizado.

Regalos: tuvo miles, gracias a todos los físicos y los cibernéticos, pero el gato al agua se lo llevo el aitona con el patinete, me paso el día esquivando a un monillo veloz por los pasillos de casa.

La anécdota: cuando se abrió la piñata me percaté que el monillo tenía gran afán por recoger las monedas doradas, pero una cosa exagerada, menudo montón hizo. La razónes que el pobre se creía que era dinerillo del bueno, lo pille a punto de rellenar la hucha. Cuando le expliqué que aquello era de chocolate, me miró con una mala… los ha puesto en un baulito que sobró y los ha regalado 😉

EL VALOR DEL TIEMPO

Mañana por la noche a las 20.50 hará tres años que mi famoso suelo pélvico se quedó en aquel paritorio y como recompensa me dieron a mi monillo. En aquel momento no tuve muy claro cuál era nuestro futuro, ni que nos deparaba la vida, pero según van pasando los años, más me alegro del trueque que hice, me volvería a orinar  más de una y mil veces, me compraría todas la bolas chinas del mundo y soportaría otra vez esas contracciones mortales (bueno tampoco hace falta que sean a la misma escala ehh), por ver tus ojos azules abiertos mirándome. Uff qué momentazo no hay peli, ni encuentro fugaz con Brad Pitt que pueda superar eso, te lo prometo.

Estas semanas me estás torturando, pero a lo lindo, por alguna causa que desconozco o que no quiero analizar, llevas dos semanas poniendo una media de tres veces al día los DVDs de la guarde, y me matas!!! Verte con 8 meses  y saber que ya no podré estrujarte como lo hacía, que cogerte en brazos significaba llevar una paletilla de jamón, y no el cerdo entero, como es ahora. Que emitías unos ruidos irreconocibles que me hacían terrible gracia, ahora hablas más que yo, que ya es decir… y pa colmo levantas el dedillo o la palma, para explicarme por si no me queda claro. En aquella época comenzabas a querer caminar, ahora si te da por correr no te pillo ni aunque vaya una semana al gimnasio. En aquella época si te pasaba algo no dormía de la inquietud, ahora directamente no duermo porque entro a verte, y voy midiendo con la mirada como cada barrote de la cuna se te ha quedado pequeño, como me has pedido que te quite el pañal de noche, y que feliz eres por tener ya tu propia cama, porque como tú nos dices: Ama ni haundia naz!!! ( léase mamá yo ya soy grande) Y sí eres grande, pero por dentro y por fuera, aunque todavía no lo sepas.

Hace tres años tenía claro que quería ser madre, ahora pienso que he tenido mucha suerte en serlo, sólo pensar todo lo que me podía haber perdido. Tus primeras miradas, tus sonrisas, tus grito-alaridos, tus zampadas de biberón a ritmo frenético, tus continuos bailes y balanceos, tus sonrisas por doquier y pa  tó Cristo, tu simpatía, tu genio, tus vómitos, tus cacas (sí bonito también las traías, en el pack como todo bebé), tus enfermedades, tus cánticos, tu gateo y tu caminar. Uff me acuerdo la primera vez que diste tus primeros pasos,  lo tengo grabado, eso sí como no podía grabar y estar vigilando, pues también está grabado el rijostio que te metes al final.

Mañana es un gran día, y así te lo haré sentir, porque a mí me gusta celebrar los cumpleaños, pero más todavía los tuyos. En el primero, nadie lo sabe, pero al soplar aquella vela, lloré por dentro, supe que empezaba una carrera de fondo, donde tú eres el atleta y nosotros esos entrenadores que tenemos que orientarte, guiarte e intentar que cumplas tus metas, y claro tengo miedo a no hacerlo bien. Pero sé que tú le vas a poner ganas y será más fácil.

Mientras escribo esto, me vuelvo a poner el DVD de la guarde, los dos, el del primer y segundo años ( sí, lo sé, soy masoca), pero saben que pasa, que mañana cuando sople esas velas, pensaré que ya no hay marcha atrás, que ya no podré recuperar esos abrazos que quizás no le haya dado, que ya no podré acunarlo con tanta soltura, y que ya no podré abrazar a mi bebé, porque mañana cumple 3 añazos, y ya es mayor. Ya no hay guardería sino cole, no hay carrito sino patinete, y ya no hay pañales sino calzoncillos. Pero con que cada noche haya el beso esquimal y ese te quiero hasta la luna y vuelta, yo soy muy feliz.

ZORIONAK MAITIA, MUTIKO HAUNDIA ETA JATORRA ZARA!

BeFunky_Imagen 014

Pd: el promedio de klenex utilizado para este post ha sido de un paquete, por suerte me he esperado a que me pase la menstruación para escribirlo, tenía miedo a estropear el ordenador por el llanto derramado en el teclado. Señores un hijo duele, hasta cuando cumple años.