COLEGIO: esa gran y difícil elección

Este viernes en el rincón bloguero quería hablaros de un tema, que en estos momentos es clave para muchos padres, la elección de colegio. Para mí fue una de esas cosas de la maternidad que me produjeron un gran  de dolor de cabeza. Y puedo decirles que hay testigos de ello, entre otras tres blogueras de las cuales ahora dos estarán en situación, y se acordarán de ese mail de una seguidora acérrima, que terminó por ser su primer post.  Sí señores, la elección de cole para el monillo fue el pistoletazo de salida para mi blog. Fueron meses de incertidumbre, de dolores de cabeza, de intentar entender un sistema de puntos, de pensar donde sería feliz el monillo a la  par que nosotros contentos. No les engañaré mi hijo no pudo a optar a los dos colegios que más me gustaron, uno por razones económicas y otro por cuestiones de puntos, zonas y burocracias varias. Pero así y todo tuvimos suerte y entramos en una de las opciones que barajamos también desde el principio. Yo me hice un Excel, valoré aquello que yo creía importante pero sobre todo recomendaría que pensarais en vuestros hijos, nadie mejor que vosotros para conocerlos o incluso la profesora de la guardería puede daros una pista para saber donde podría adaptarse bien y ser feliz,  dentro de vuestras directrices. Yo por ejemplo quería optar por un cole laico, que no fuera muy grande,  que tuviera un proyecto atrayente, si además era público mejor. Pero sobre  todo ahora he aprendido, que a pesar de todo lo que me bloqueé en el momento de hacer mi preinscripción, ahora sé que estoy a tiempo de rectificar y si en unos años no veo que la cosa va bien, pues lo cambiamos y listo (si me oye esto ahora el gorila me mata, con el por saquillo que di). Como siempre os traigo textos de mis compañeros sobre este tema, son muchos, pero es que el tema trae cola y quiero que tengáis diferentes tipos de opiniones.

montaje cole

VANINA’S BLOG:

Y se hizo el cole

Decisiones

EL RECREO DE LOLA:

Educación infantil empieza la cuenta

Al cole

LA MADRE NINJA:

Elige sabiamente el cole

TRASTADAS DE MAMÁ:

Criterios para elegir cole

Habemus colegio

HISTORIAS DE PAPA LOBO:

La vuelta al cole ( parte 2)

DIARIO DE ALGO ESPECIAL :

Documentación para la matrícula

BABBUPI: (ultima incorporación a petición de la autora)

El colegio de los mayores un deporte de riesgo

No os diré que soy una experta, pero al final salí un poco empapada del tema, confieso que visite un mínimo de 10 coles, por lo tanto si alguien tiene una duda y puedo ayudar, aquí me tenéis. Que para ser de pueblo y con dos opciones he aprendido a moverme por esta jungla escolar que es una capital de provincia 😉

Y para poder estudiar el tema bien y alimentar futuramente a nuestro peques escolarizados, que mejor que unos brioches caseros por obra y arte de mi arguiñana Gemma, pinchen la imagen y descubran la receta de este viernes.

bricohes

FELIZ FIN DE SEMANA, NOS VEMOS EL VIERNES QUE VIENE CON ENTREVISTA PEINETERA, quien se sentará en mi sofá…

TRENDDY MOTHER = PRINGEITIT MOTHER

Tiempito llevo yo queriendo escribir este texto, la razón, pues eso, que estamos todos últimamente muy fashion, cool, trendy, muy outfit y muy english, pero en realidad lo que estamos es agilipolleinting a tope.

De sobra  es conocido en este mundillo bloguero-maternal, que ahora eso de hacer madalenas está “demodé” y que toca hacer cupcakes, que nada de envolver los regalos con papel de Mickey, venga wassitape…

Si te quieres mantener al margen no puedes, no si tienes un niño y va la guarde. Se supone que tu pagas (en mí caso un pastizal bárbaro), para que se encarguen de cuidarlo en tu ausencia de madre oficinista, pero lo que no te esperas,  es que envíen “tareas” varias durante ese periodo. O sea además de pagar, pringar, y claro no va a ser tu menos que el resto de las madres ¿no?

En mi caso los retos han sido: Álbum familiar, tarta cumpleaños, caja de recuerdos, trajes de carnaval, libreta viajera y adornos de navidad. Nada oye para una que tiene tanto tiempo libre y esa habilidad manual, y siendo de cerca de Bilbao, pues oye Patxi pan comido ostias!!

Me percaté del asunto después de realizar el álbum familiar, que en mi caso fue un álbum de esos que te regalaban cuando revelábamos fotos en el siglo pasado, pues en uno de esos, puse unas cuantas fotos de la trupe peinetera y de pintxolandia, con unos carteles en cartulina de toda la vida sin mucha perifolla y ahí recibí mi primer batacazo de madre frosty. El día que se recolectaban, cual sapo de boca grande me quedé y pensé, a ver tiene  8 meses, pero no es plan que el Monillo se sienta como el cutre de clase, en ese justo momento es en el que vendí mi alma al diablo  y me entregué por completo a la tarea de ser una madre relativamente manitas (digo me entregué, pero no alcancé), tuve dos años para ir mejorando en la materia.

la foto4

Campana gorilera

la foto6

Adorno peinetero

  Todo este proceso, el gorila lo vivió desde la distancia, es decir observando desde burladero el toro y al ser posible  salir a tentarlo lo justito, más que pa picar a la peineta y tambalear su poca autoestima  art-attack. Su primera incursión fue en  el adorno navideño, yo quería una campana y el dijo “tanta ostia para algo sencillo, no si al final te tengo que sacar siempre de todos los apuros, si no fuera por mí…” observen la imagen de la izquierda, y juzguen ustedes mismo. Pero para comprobar que a veces el esfuerzo tiene recompensa a la derecha va la imagen del adorno de este año, todo curradito por la menda.

la foto3 borrosa

Sin estilo artístio definido (1er año)

Para el tema de las “cajas de los recuerdos”, fue distinto, me las chupé enteritas, la primera me tocó hacerla en la guarde cual madre primeriza a la vera de mi churumbel, que con 13 meses escasos lo único que hacía era desmontar cualquier cosa potable que yo pusiera, pero como tenemos que compartir esos momentos especiales con ellos pues eso, (Tú lerda, págame un pastón, vuélvete loca para pedir unas horas libres en la oficina, vente aquí a currarte una cajita, y para hacerlo más difícil todavía te endiño a tu peque, a ver si eres capaz… aquello parecía surrealista y pa colmo la directora  sacando foto) Resultado: todavía no he sabido clasificarlo en que corriente artística encajaría.

 Este año como madre experimentada, les mandé a freír pimientos y opté por la opción Juan Palomo, yo me lo guiso y yo me lo como, pero en casita, de noche y sin perturbación alguna, más que la mirada delictiva del Gorila, el resultado juzguen ustedes, yo creo que no ha quedado mal.CAJA MEDIO BORROSA

De la repostería no hablo, porque mi profe ya me despellejó, pero aprovecho para decir que de la foto donde hay un resumen de mis trenddy-cooking, la madalena es trampa, es decir lo de arriba lo hice con plastilina, hartita me tenían estas del 15J con sus requisitos de anti-sorteo  😉

resposteria trendy

Para lo último, dejo el momento estrella, los disfraces de carnaval, ese momento en que las mamis-versace y mami-dior, nos enfrentamos a ese desfile donde nuestros hijos con gracia y salero, o desgana y llanto, pasean nuestras creaciones nocturno-sonámbulas, o abueriles.  El primer año fue de cocinero y personalmente, sin la colaboración de la abuela para rematar mi modelo no hubiera sido lo mismo. Después de una noche haciendo el gorro, apareció el gorila con ese pollo de plástico y fue el elemento estrella, maldita su estampa!! (Estaba pa comérselo, además al caminar desde hace 3 meses, desfilo cual Kortajarena). OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Este año me lo pusieron un poco rarito, tocaba currarme un traje de mago de circo, y allí se fue la peineta a comprar metros de tela dorada y plateada a tunear y crear: chistera, corbata, fajín y la capa, esa capa que me dio unas noches de lunas y estrellas.

Presentación1

Este año ya va al cole de mayores y tengo la esperanza que el que tenga que hacer clases de manualidades sea él. Pero confesaré que con el carnaval tengo una relación amor-odio me chifla y me muero porque nos disfracemos, pero cuando me vea liada en todo el motrollón pensaré PA QUE TE METES MANOLETE!!

UNA NUIT A LA ESCOLA

En el cole nuevo del monillo tiene la sana costumbre de convocar una “cena de bienvenida”, a comienzos del mismo, para integrar a nuevos y veteranos padres. El gorila y la menda no lo tuvimos nada claro hasta el último momento (vamos, nos apuntamos oficialmente 3 horas antes). El primer reto era conseguir canguro, pero hay una amiga que vale su peso en oro. Mi amiga K. se encargó de ponérnoslo facilito y el monillo colaboró tanto, que hasta del balcón nos despidieron a grito pelado y mano agitada. La cosa no empezaba mal. Segundo reto, la cena, era de “tupper”, es decir cada uno llevaba algo, yo no iba muy convencida de mi aportación, pensé estoy meando fuera de tiesto, pero para mi asombro la mesa gastronómica era de lo más currada y variopinta. Es decir, yo que llevaba maquis variados pensando en dar el cante por rarita y casi paso desapercibida; comida oriental, totillas de 3 pisos, cous-cous, cremas exquisitas…y bebida mucha bebida, demasiada 😉

A la entrada del evento nos recibieron con hileras de velas, una mesa llena de caipiriñas para calentar motores y disfrutar de un espectáculo sin igual. Los padres de P4 se marcaron la coreografía completa de “gama style” con letras “anti-recortes”, animábamos la actuación sin parar, pero nos mirábamos entre los padres de P3 pensado “compañeros el año que viene nos toca a nosotros, supera esto…”

Mientras compruebo que dos caipiriñas son más efectivas que una semana de ibuprofeno y paracetamol, procedí a rellenar cuestionario que nos dieron a la entrada con preguntas tan bien rebuscadas como:

-Este mes, ¿Cuántos días ha habido tortilla en el menú (está la acerté, no soy nadie con el menú!!)

-¿Quién es el presidente del Ampa?: pasapalabra

-¿Cuál es el tipo de calzoncillo usado por los padres del cole? (opté por responder tanga 😉 )

-Frase que resuma la filosofía del cole: Poquito a poco se llega lejos (a estos hippies los tengo calados)

Y unas cuantas más que no os pongo, pero que agüita con ellas!!

Una hora y media de comida variada, postres, bebidas y diálogos forzados, para conocer a los progenitores de los compis de clase del monillo y comenzó la fiesta!! Luces fuera, dentro barra, bajan una bola de cristal y los padres de P4 (organizadores) lo comienzan  a dar todo y cuando digo todo, digo todo. Resumible en:

-A codazo limpio por salir en las fotos y videos (a pesar de su animado estado).

-Bailando y entregados a la causa como ningunos, dándolo todo en la pista.

-Provocando entre los padres novatos considerables dudas sobre lo que se planta en el huerto del cole… y cuantas hectáreas se habían fumado!! (Envidia cochina la nuestra)

-Provocando que fuéramos todos a la barra a pedir: lo mismo que ha tomado el que lleva la corbata anudada en la cabeza.

Todo esto aliñado con una lista de spotify sorprendente, que llegó al momento cumbre cuando encadenó una canción mítica catalana, con una ranchera de Rocío Dúrcal, seguido por Gipsy Kings a continuación Rafaella Carrá, para cerrar con “Kortatu” (cuanto menos variado!!). Para el momento rumbero el gorila ya se había entonado, habíamos estrechado lazos con muchos padres y para cuando empezó “sarri-sarri” de Kortatu,  pudimos votar cual muelles locos totalmente integrados en nuestro cole hippie-guay.

La fiesta ha sido una gran iniciativa, y así como no queríamos ir, luego tuve que sacar al maromen a tirones. Y si pienso que el peque ya se ha adaptado y nosotros empezamos  a hacerlo, puede que hayamos elegido bien. No me olvidaré de la nochecita en unos días ya que nos marcaron cual adolescente discotequeros con el sello del Ampa en la mano.

*Este post de lo dedico a K., por haber hecho de canguro como nadie, pero sobre todo por ser una tía cojonuda que facilitó que por una noche fuéramos los padres locos del monillo. La maternidad expatriada es llevadera gracias a la tribu, que no sólo es la familia.