ALAS Y PALOMITAS

El sábado a la tarde decidí inmolarme en público como madre y  llevar al monillo por primera vez al cine. Pero las cosas no han fueron ni por asomo como yo esperaba, creo que tengo muy poca fe en mi hijo o no termino de aceptar que va creciendo y madurando a pasos agigantados. Personalmente he esperado a que el niño tenga casi 4 años y que le vea cierta paciencia viendo pelis o DVD en casa, para decidirme dar el paso, pero esto en cada niño es un mundo. Pero vayamos al grano y desgranemos mis peripecias cinéfilas.

Por naturaleza tengo tendencia a ser exagerada, así que salí de casa con una bolsa de tela como si me fuera a hacer noche en el cine (2 mudas, toallitas, cantimplora, árnica…) vamos me ha faltado el apiretal y el doudou de dormir, eso sí, sin paraguas y eso que llovía como si no hubiera mañana. Pero es que me lanzaba sola a la aventura, el gorila nos abandonaba por una fiesta con sus amigos con alcohol y sacos de dormir (sí vamos que sé cuándo se ha ido pero no cuándo volverá), pero tuvo el gesto de acercarnos al cine y se declinó por dejarnos en uno de la zona alta (léase pijolandia). Según su argumento mucho más accesible que un centro comercial…. Yo, en cambio pensé, como me la líe entre tanto pocholo y borjamari me corto las venas. Para colmo por una nueva oferta que tenían, fui la palurda de la cola que pague más, por eso de ir de monoparental, el resto de dos para arriba oferta, y había mucha familia numerosa, se lo aseguro y con mejores nóminas que yo 😉

Después de las entradas faltaba la clave de la historia, las palomitas, así que hicimos cola y cuando estamos en el mostrador me suelta que él quiere las de colores, ante la insistencia y la cola que teníamos, compre sin rechistar y por miedo a que aquello no le fuera y no tener armamento, pillé un bote grande de las normales (vaya por delante que a mí las palomitas ni fu ni fa). La primera me la lleve en la frente, le gustaron las de colores, es más casi se las terminó enteritas, por lo tanto no hace falta que les diga que voy a estar cagando palomitas hasta el 2014, por lista y por comprometida, ¡digo! con el pastizal que me había costado el combo iba yo a dejar allí medio cubo de las saladas, ni loca!!!

9960

En general fue mejor de lo que esperaba, los thrillers demasiado largos aunque nos sirvió para fichar posibles excursiones al cine, y después del tiempo que yo estipulé, es decir 40 min y muchas palomitas empezamos a movernos cual peonza, hasta que llegó ese momento baño. Salimos y dejé que echará dos carreritas por el pasillo para desfogar, pero volvimos pronto, miré alrededor y vi medio cine con los niños encima y copie el modelo. Con la diferencia que el monillo ya no es peso pluma y que para cuando termino la peli podrían cortarme las piernas que no sentía ná de ná. No es que no quiera hablarles de la peli, que fue AVIONES, sino que no soy una gran cinéfila, y a mí me sirvió para mi hijo y para mí ,que leches confieso haberme reído con el avión mexicano a pulmón abierto, haberme enamorado de los ojos de la gabacha y quiero unos tatus como la turca. Lo dicho no tengo remedio, pero si les sirve como referencia, monillo es fan de cars y bueno no es comparable pero para él me sirvió y bastó y pude explicarle algún valor que otro, tipo amistad, importante participar-no ganar y confirmé mi teoría de lo sensible que es mi hijo con el sufrimiento ajeno, casi se me muere de llanto cuando el avión protagonista sufre un accidente.

Lo negativo de todo esto es que le ha gustado, que la tontería me costó como ir a cenar con el gorila, o yo sola pero luego darme una alegría, vamos que en este país según como, cuando y donde, ir al cine es un lujo.

PLANES

El nuevo héroe del monillo después de Rayo Macqueen

Al salir nos quedaba la aventura de regresar a casa, por suerte no llovía así que eso facilitó un poco el tema. El gorila llamó enseguida y cuál fue mi sorpresa al ver que no sólo no confiaba en su hijo sino en mí: Vale, de lujo pues estaba convencido que me llamarías a los 30 minutos en plan histérica, no sabes tu hijo patatinpatatan y me he apostado 3 cubatas con mengano…. Lo siento me conoce y al crio también, pero ZAS en la misma cocorota le dimos jijiji.  Visto el buen hacer del monillo me aventuré a comprar en un Nespresso, ante los ojos incrédulos del tendero mientras el jeta de mi hijo hacia un “totscolors” con las muestras de exposición, cosa que al jefe de tienda le gusto y así se quedaron. Qué de tiendas hay desde la zona alta hasta donde se puede una montar en transporte urbano para el proletariado!!….pero muchas ehh, muchas… (No me hagan confesar mis pecados).

Entonces cuando yo pensaba haber superado con éxito mi excursión, nos subimos en el autobús y aquello fue fiesta y alboroto. Ay señores mi hijo y su espíritu excursionista, un autobús y folklore tradicional patrio y hasta pamplona sin rechistar, sí además le hace los coros una mujer mayor que ni la conoce, hasta los Pirineos. Dios que vergüenza y que risa, las dos al mismo par…pero esa mujer de Donostia fue feliz durante los 20 minutos de trayecto con aquel niño de metro escaso que le recordó una y cada una de las canciones de su juventud (el aitona lo tiene bien aleccionado), el caso es que no tengo claro que el resto de viajeros opinase lo mismo.

50 pensamientos en “ALAS Y PALOMITAS

  1. Jajajaja, ves, ves como si aguantaba petarda, que eres una petarda….y tenía que ser aviones, que pitufos, ni pitufos, mariconadas las justas ;))))). Que me alegro mogollón que hayáis pasado una velada madre-hijo estupenda…solo espero que los gilipollas del cine se den cuenta de una vez del filón y bajen los precios del cine que no hay quien vaya leñe!!!

  2. Me alegro que te gustase, a mi la moraleja me gusto ya te lo comente y ya tienes para repartir palomitas y demostrarte que puedes con todo.Nosotros ya sabemos a que cine podemos ir dos adultos y una niña y nos ahorramos 10 euros , eso sí sino pedimos palomitas ni cocacola,que al final siempre picamos.un besazo

  3. Ay, mujer de poca fe. Aunque no voy a ser muy dura contigo, porque a mí me pasa igual. En las situaciones más duras, cuando creo que Peque tarde o temprano me la va a liar, Peque me sorprende y tengo que comerme mis palabras, o mis pensamientos.
    Y respecto al cine, la última vez q fuí, antes de casarme y de eso mañana hace ya 5 años, ya costaban las entradas más de 6 €. Las palomitas nosotros las evitamos, nos llevamos las chuches de casa, que salen mucho más baratas.

  4. jajajajjajaja me alegro que fuera también el tema cine. Es un campeón, mujer de poca fe…. Me alegro también que le gustara la peli AVIONES que ya sabes lo que me pasó a mi. Ganas infinitas de ver al mexicano jajajajaja

    Grandes momentos para el recuerdo 😉

  5. Confiesaaaaa cobarrrrrrdeee!!! Jajajajajaja pecaste en las molonguitiendas???? O no??? 😉

    Yo llevé al enano al cine sobre esa edad también. Y me quedé muy sorprendida. Pensaba que me iba a tener que ir en plena película… Pero no. Todo fue muy bien. Eso sí, ir al cine en este país es de ricos. Yo no bajo de 50 euracos cada vez que vamos. Es una pasada… Privativo total…

    Casi me dan los siete males cuando has hablado de ” tu tránsito” … Jajajajajaja eres una fenómena.

    Un besote!!!

  6. Te enamoraste del mexi porque habla como yo verdad gueeeeey 😛 jajaja de normal me hubiese ofendido ante el estereotipazo de Disney pero el Chu es buena onda y me cayó bien. En cambio Critter no le gustó nada y aprovechó para saltar saltar y saltar de escalera en escalera de asiento en asiento pero como no había nadie más que tres otros niños pues sin problemas….

    Un besote desmadroso

    • Chaparrita no puse más del mexicano por no jode, pero guey me requetechiflo, es pa reírse congusto de lo resalado que es y vale era un estereotipo pero todos los eran y creo que sin ninguna mala intención, la francesa y el ingles tres-cuartos de lo mismo.

      Beso peinetero

  7. Jajajaja!!! Me alegro de que tu excursión al cine fuera genial!!! A nosotros nos pasaba algo parecido con Laura y hasta este verano no la llevamos al cine porque era de las que no aguantaba quieta sentada en el sofá cuando le poníamos una peli, así que veo que Monillo y ella se parecen en eso…jejejeje!!! Nos pasaron en DVD la de Gru Mi Villano Favorito, y como le gustó bastante y se divirtió viéndola, pues nosotros fuimos a ver la segunda parte, y la verdad es que nos lo pasamos genial…se portó fenomenal…eso sí después de desembolsar una cantidad cuantiosa de dinero…sale caríiiiiiiisimo ir al cine, y eso que en la entrada de ella nos hicieron descuento…en fin así va el tema del cine en este país…dentro de poco solo podrán ir los ricos!!! Un besazo!!! 🙂

  8. Jajajajaja! La misma peli vimos con Peque hace unos días!! Él había ido al cine en otra ocasión, pero era una sesión especial para niños y fue más fácil todo. En esta ocasión aguantó bien hasta que se le acabaron las palomitas, entonces comenzó a reptar y comerse todas las que habían en el suelo…Y yo, por no armar un sarao, le dejé hacer. No comments.
    Muas!

    • Pues te diré que nosotros teníamos la misma experiencia, es decir habíamos ido alguna otra vez pero a una sesión especial para niños y claro está era la prueba de fuego. He de decir que no me pasó lo que a ti pero si pensé eso de como empiece a comer otras cosas me hago la loca 😉

      Besos

  9. Qué prudente experiencia. Yo a Vampi le empecé a llevar al cine a los 2 años, porque yo y sus hermanos sí somos muy cinéfilos y si no nos quedábamos sin cine. Con la teta las pasaba sin problemas. Pero el día que se tragó Avatar con 3 o 4 años sin rechistar se acabó el chollo. Ya no ha querido volver al cine. Ahora nos cuesta mucho llevarle, y ni le gusta ver la tele. La experiencia debió ser tremenda, pero la gente del cine alucinó con ese niño que se tragó el peliculón sin rechistar. Creo que has hecho bien con esa experiencia tan prudente y a cuentagotas.

    • Jajaja te diré que no las tenía todas conmigo, pero parece que mi prudencia por ahora ha servido para algo. Tengo una experiencia parecida a ti, nos llevamos al hijo de unos amigos junto con ellos a ver una peli hace años de Di Caprio y unos aviones que duraba tres horas, una paliza, todavía me acuerdo como la gente miraba lo quieto que estaba aquel niño de 5 años mirando la pantalla.

      Saludos

  10. Ains petita, si es que los subestimamos más de la cuenta, y así nos dan en toda la boca!!
    Quitando el atracón de palomitas, creo que se puede decir que fue un éxito, yo tengo esa asignatura pendiente desde hace meses…a ver si me lanzo!!!
    Bien por vosotros!!!
    Besos mil

  11. ¡Qué bien que le gustara!

    Yo no quiero ir con el Pitufo por si le gusta. A mí me encanta(ba) ir al cine, pero como al S.E. no le va, llevo años sin ir. Y qué quieres que te diga, yo a mi hijo lo quiero mucho, pero que mi vuelta al cine consista en ver peli de dibujos tras peli de dibujos… Como que no.

  12. Que bien! Entonces fue una tarde redonda! Sin contar el gasto que supone, pero merecio la pena!
    Que bonito el trayecto de vuelta a casa, seguro que la señora disfrutó de lo lindo
    Yo ya tengo ganas de poder ir al cine con mi peque, aunque aun me queda un añito yo creo…
    Besos!

  13. pues a mí lo que más me ha gustado de todo ha sido la anécdota del bus del final. seguro que la señora se marchó a su casa mil veces más contenta de lo que pensaba que iba a ir 🙂 ¡qué grande el monillo!

    • Te he de confesar que para mí también ha sido lo más gracioso de ese día. La mujer iba ilusionada, y dijo que jamás pensó que un niño tan pequeño se conociera todas esas canciones. La felicidad no tiene precio amiga!!!

      Besazo

  14. ainsss que valiente eres!!! yo aun no lo he llevado al cine y este verano me he arrepentido de no habermelo llevado al de verano, si llego a saber que le gusta tanto la peli de “gru”, la pusieron el dia que fui…
    pero a un cine cerrado, dos horas mi hijo quieto?? aun no, en eso no tengo fe aun…me esperare al verano que viene que hace los 4 años a ver si consigo que vea un solo capitulo de dibujos quieto y sentado en el sofa….

  15. Nosotros ya llevamos varias sesiones de cine y la verdad es que le encanta! Este verano hasta llevamos al enano porque nos salía igual de precio llevarlo que no, y el tío aguantó como un campeón. Eso sí, comentando a gritopelao toda la peli!
    – ¡¡¡¡¡Mira mamá!!!!!

    Y el momentazo autobús… qué quieres que te diga, yo es que soy fan fan de poster del monillo, ya lo sabes!

    Un beso grande

  16. Buaaaaaaaaaaaaajajajajaja te pasa cada cosa… y ya no es que te pase si no cómo las cuentas jaaaaaaaajajajajaja (os imagino) jaaaaaaaaajajajajajaja. Marc de momento sólo se queda perplejo viendo Pocoyó y vídeos de Juan Magan o Dani Martín jaaaaaaaajajajajajajajaja
    Por cierto llevo queriendo ir al cine (pero de mayores jajaja) desde hace miiiiiiiiiil, pero con tanto triatlón no tenemos findessssssss jouuuuuuuuuuu
    Por cierto muy bueno gorila con la apuesta jajajajaja
    Ah, la verdad es que los peques nos sorprenden muy gratamente, de normal debemos confiar más en ellos y dejarles hacer y enseñarnos. No crees?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s